El Mañana

miércoles, 24 de abril de 2019

Deportes 1 abril, 2019

Es Federer ‘maestro’ en Miami

El suizo Roger Federer se desquitó luego de haber perdido la Final del Masters de Indian Wells

Agencias

4200

Por Agencias

MIAMI GARDENS.- El eterno Roger Federer se convirtió en el primer tenista en repetir como campeón en 2019 luego de que conquistó el 101er título de su carrera al derrotar 6-1, 6-4 al campeón defensor John Isner en la final del Masters de Miami.

Federer neutralizó el gran servicio de Isner y ganó 32 de 35 puntos con su propio servicio.

Isner, de 1.95 metros, estuvo tan desesperado para mantenerse en el encuentro que se lesionó el pie izquierdo y rengueaba notoriamente en los últimos puntos.

Federer fue campeón de Dubái el 2 de marzo y subcampeón en Indian Wells hace dos semanas. Tiene una foja de 18-2 en lo que va de la temporada, lo que lo perfila como una seria amenaza para los torneos de Grand Slam más adelante en el año, incluso a los 37 años.

Los primeros 33 títulos varoniles y femeniles de este año fueron ganados por 33 jugadores diferentes, incluida Ashleigh Barty en la final femenil sabatina del Abierto de Miami.

La primera vez que Federer jugó en Miami fue hace 20 años como wild card. Ganó el torneo en 2005, 2006 y 2017 antes que se mudara a su nuevo hogar este año en el complejo de los Dolphins de Miami.

Las tribunas temporales dentro del estadio de la NFL estuvieron casi llenas para la final, pero Federer rápido acabó con cualquier drama, al romper el servicio inicial del encuentro y dos veces más en el primer set que duró sólo 24 minutos.

“¡Campeón, Roger!”, gritó un aficionado durante una pausa, provocando vítores. Federer continuó en marcha para ganarse el adjetivo una vez más.

Isner disparó 98 ases en sus primeros cinco compromisos del torneo, pero contra Federer sólo metió nueve, menos que los conseguidos por Barty, de 1.65, en su final. Los puntos disputados desde la línea de base fueron disparejos, con Federer manteniendo a su pesado rival en movimiento hasta que Isner lanzó un tiro errático.

El estadounidense pareció sentirse molesto por su pie en el séptimo juego del segundo set. Dos veces pidió tiempo fuera para revisión médica y cojeó durante el último juego, perdiendo el servicio y luego rengueó para dirigirse a la red a felicitar a Federer.