El Mañana

martes, 18 de junio de 2019

Nuevo Laredo 6 junio, 2019

Es Sebastián parte de Tecos de los 2 Laredos

El pequeño recibió la sorpresa por parte del equipo; su pasión por el deporte y la alegría que emana cada vez que los ve jugar, animó a su madre Thelma Valdez, quien contactó a la Asociación Dr. Sonrisas

4200

Por Alma Piña

Ninguna enfermedad o tratamiento detuvo al pequeño de 9 años a ser el beisbolista honorario. Y es que Sebastián Rosales Valdez, quien padece de Parálisis Cerebral Infantil, tomó el bate y la bola para ser parte de los Tecos de los 2 Laredos.

Su pasión por el deporte y la alegría que emana cada vez que ve jugar a los Tecos, animó a su madre la señora Thelma Valdez, a que por medio de la Asociación Dr. Sonrisas, que preside Miriam Hernández, se cumpliera su sueño de ser beisbolista.

“Es un niño como todos, tremendo, inquieto, alegre, feliz, bromista, pero cuando ve a su equipo favorito se convierte en un experto en el deporte”, comentó la mamá orgullosa.

La parálisis cerebral es un trastorno del movimiento, el tono muscular o la postura que se debe al daño ocurrido al cerebro inmaduro y en desarrollo, con mayor frecuencia, antes del nacimiento.

Los signos y síntomas aparecen durante el primer año de vida o los años de preescolar. En general, la parálisis cerebral provoca una alteración en el movimiento asociada con reflejos anormales, flacidez o rigidez de las extremidades y el tronco, postura anormal, movimientos involuntarios, marcha inestable o una combinación de éstos.

El pequeño Sebastián recibió la noticia, luego de una sorpresiva visita de los jóvenes voluntarios de la asociación, cómplices en cumplir los sueños.
La cita fue el domingo, en el Parque de Beisbol La Junta, donde los jugadores de Tecos ya lo esperaban con bombo y platillo.

Al llegar el día, Sebas no podía ocultar la felicidad, y pidió a su mamá que le alistara su playera blanca favorita de beisbol.

Pero al ser llamado al campo recibió una sorpresa mayor, ya que los jugadores le regalaron la playera oficial de los Tecolotes.

Con esto se cumplen 30 sueños de niños en tratamiento contra el cáncer, hechos realidad, por parte de Dr. Sonrisas.

Su pasión por el deporte y la alegría que emana cada vez que ve jugar al equipo, animó a su madre Thelma Valdez, quien contactó a la Asociación Dr. Sonrisas