El Mañana

lunes, 27 de mayo de 2019

Deportes Local 25 abril, 2019

Es un as de la cancha

Jennifer Marentes (con el balón) es una de las jugadoras más destacadas en el voleibol de la localidad con experiencia y títulos en torneos estatales y nacionales

OSVALDO ARRIAGA / EL MAÑANA

4200

Por OSVALDO ARRIAGA

Nuevo Laredo.- Con la experiencia de ser seleccionada local y estatal, además de haber participado en ocho competencias nacionales, 15 estatales y 18 regionales, Jennifer Pamela Marentes Mendiola, de 19 años, es una de las chicas más sobresalientes en el voleibol en la localidad.

A temprana edad comenzó su interés por esta disciplina, demostrando sus habilidades; desde el 2009 ha sido llamada para conformar la selección estatal, en modalidad voleibol de playa y de sala, respectivamente.

El conocimiento y las técnicas las asimiló gracias a sus entrenadoras Juany Mendoza y Cristina Becerra, quienes desde el comienzo la han apoyado muy intensamente en su preparación.

“El voleibol lo empecé a jugar alrededor de los 7 años, primero lo hacía porque mi hermana era muy buena y destacada y pues poco a poco me fue gustando más y ahorita es mi deporte favorito. Gracias a mis entrenadoras he logrado ser seleccionada de la ciudad y del estado”, dijo la atleta.

Actualmente juega en la Liga local de Voleibol con la UAT en categoría juvenil y mixto, donde en cada partido se luce, especialmente con la velocidad y remates, demostrando su alto nivel.

“En lo personal me gusta más el voleibol de sala, pero no me asusta el de playa, en los dos he participado y me ha ido muy bien, la diferencia principal es que el de playa se juega en parejas y la cancha es más pesada; el de sala son seis jugadores y la cancha es en duela, aun así, donde sea la competencia doy lo mejor de mí”.

Recientemente logró el pase a la Olimpiada Nacional en la modalidad de playa (parejas) tras haber participado en el regional en Madero, Tamaulipas a principios de mes, obteniendo el primer lugar y su pase al Nacional, mismo que se realizará en Manzanillo, Colima, en mayo.