El Mañana

jueves, 20 de junio de 2019

Cultura 7 abril, 2019

Eterno amigo

El cantautor argentino demostró en un sinfín de ocasiones su cariño y solidaridad a Nuevo Laredo

Con su talento y voz ayudó a la remodelación del Teatro de la Ciudad.

4200

Por IDALIA ÁLVAREZ (idalia.alvarez@elmanana.com.mx)

NUEVO LAREDO.- “Cuando un amigo se va queda una espacio vacío… Cuando una amigo se va, una estrella se ha perdido”. Como la letra de su famosa canción dice, Alberto Cortez, a su partida dejó a miles de admiradores y cientos de amigos extrañando su presencia y recordándolo nostálgicamente con su música.

Luego de su lamentable partida los medio de comunicación comenzaron a dar la noticia y sus seguidores expresaron su sentir por la irreparable pérdida del “poeta de lo simple”.

En Nuevo Laredo no fue la excepción, sus files admiradores y amigos íntimos externaron sus condolencias y dedicaron palabras en las redes sociales.

Las nuevas generaciones crecieron escuchando a sus padres y abuelos tararear los más grandes éxitos de Cortez, pero deben saber que el cantautor argentino fue un gran amigo de esta frontera.

La primera ocasión en la cual el cantante pisó la tierra neolaredense fue hace 40 años cuando Gilberto Martínez Jasso lo invitó para realizar una presentación en el Centro Cívico. Desde entonces una entrañable amistad se comenzó a tejer, la cual perduró por décadas robando el corazón de Cortez, quien no dudó en mostrar su sencillez y calidad humana para contribuir en diversas ocasiones para esta ciudad.

Fue así como en diferentes ocasiones visitó Nuevo Laredo, a donde también fue invitado por Ninfa Deándar Martínez, quien compartía sus ideales de buscar el bien común para la ciudad, fomentando eventos artísticos y culturales.

Alberto Cortez ofreció varias presentaciones con el objetivo de recaudar fondos y remodelar el Teatro de la Ciudad, el cual requería una fuerte inversión para su rehabilitación. Cortez al conocer el proyecto no dudó en brindar su ayuda y poner su voz y talento a la orden para alcanzar la meta, la cual hasta el día de hoy se sigue disfrutando en los eventos y funciones realizados en el ahora llamado Teatro Adolfo López Mateos.

De los conciertos benéficos de Cortez, surgen grandes recuerdos personalidades locales de la escena artística, cultural y social, quienes recordaron el gran gesto del intérprete.

El Festival Internacional Tamaulipas contó también con su presencia, engalanando la cartelera y permitiendo a los tamaulipecos disfrutar de la magia y poesía de Cortez.

Las últimas presentaciones más recordadas del argentino en la localidad son “Alberto Cortez en Concierto” el 23 de noviembre de 2005 en el Centro Cultural de Nuevo Laredo (CCNL), “Alberto Cortez de Cámara” el 20 de abril de 2007 en CCNL y en el Teatro Principal de ese mismo recinto ofreció el 18 de noviembre de 2010 “Íntimo, el concierto”.

En esa última fecha el artista fue reconocido por la comunidad neolaredense entregándole las llaves de la ciudad, luego de presenciar una gala musical a beneficio de las actividades rotarias, demostrando nuevamente su amor y amistad con esta tierra.

Su presencia física no estará más, pero su legado musical, poético y solidaridad para con Nuevo Laredo, continuará.