El Mañana

lunes, 23 de septiembre de 2019

Cultura 23 mayo, 2019

Exponen a ‘Sarajevo’

El escritor Miguel Barquiarena presenta su libro en Sala Bravo

4200

Por IDALIA ÁLVAREZ idalia.alvarez@elmanana.com.mx

Una prosa poética llena de sarcasmo, humor negro e ironía, enmarcan un tema crudo y real de la frontera en el libro “Sarajevo” del tamaulipeco Miguel Barquiarena, quien presentó ayer su obra en la Sala Bravo del Centro Histórico de Nuevo Laredo.

Esta obra poética fue ganadora del Premio Nacional de Poesía Juegos Florales Ramón López Velarde, por el instituto Jerezano de Cultura de Zacatecas, el cual fue seleccionado para su publicación por la convocatoria del Fondo Regional de Cultura y las Artes Conarte y Abismo casa editorial.

“Sarajevo” si bien inspirado en un país golpeado por la crueldad de la guerra, es un libro en el que se retrata por medio de la poesía la violencia y repercusiones en México.

“Algunos poemas habían salido por una necesidad, cuando te gusta escribir es inevitable que te afecte tu entorno; luego concebí la idea del libro, fue retomar algunos poemas y agregar muchos más que no existían y ya es donde viene el trabajo de crear.

“Desde un principio a lo que me enfrenté fue encontrar una voz con la que los quería decir y en qué puntos podrían ser diferentes a otros, porque había que pensar en la cuestión estética, como artistas qué iba a ofrecer, al final de cuentas era lo que podría calificarme después para la gente que no lo fuera a entender porque no fueran de por acá”, comentó el autor sobre su proceso creativo.

Sus poemas para algunos podrían parecer el cinismo de los mismos, raya en el humor negro, pero de forma tan natural y precisa muestra una analogía entre dos tierra marcada por guerra, violencia, sangre, lágrimas y dolor.

“Opté porque me siento cómodo con la ironía, el sarcasmo y el humor negro, dije eso no quiere decir que no me duela, pero es una forma de abordarlo artísticamente distinta. Me acordé de algunos países que se han visto afectados por la represión de dictaduras, no quiero decir comunistas, pero de cualquier tipo de dictaduras.

“Una vez me tocó estar con un director de cine que ya se había retirado y me contó que cuando ellos querían protestar contra el gobierno, había mucha censura y les decían corta aquí esa escena, córtale allá; entonces ellos encontraban la mejor manera de hacerlo en las comedias, no sé porqué a las comedias no les hacían caso y no las checaban tanto; entonces me acordé que Sócrates decía que en poética, esa era la forma más natural de quejarse de los idiotas y de que no se percibiera tan grave”, señaló el escritor.

“Puede parecer exagerado a simple vista, en los primeros poemas, pero no lo es, la primera razón es que a mí me tocaron lo 90, cuando llegaba a la casa y anda para arriba y para abajo estaba la televisión prendida con las noticias y aunque uno no fuera de verlas, era inevitable ver que estaban hablando de la guerra en Sarajevo”, expresó con respecto a su analogía entre Sarajevo y México.

“Era la guerra de los Balcanes. Estos países se separan y la guerra se encrudeció más en Sarajevo, era la ciudad más sitiada, duró así como siete u ocho años. Tuve la fortuna de visitarla como turista, vi cómo las paredes están llenas de agujeros, hay centros comerciales o lugares bonitos, pero ahí siguen los agujeros, sin taparlos; entonces puedes pensar que quizás es una cuestión turística, pero no, es una cuestión de no querer olvidar.

“Incluso hay algunas placas y dicen No olvidar; hay unas manchas que dejan los morteros, ellos las pintan de rosa o rojo, hay una necesidad de no olvidar, es ahí donde me nació la idea de no olvidar, en el parecido de la interacción”, indicó Juan Miguel Pérez.

Luego de presentar su libro y compartir la lectura de algunos de los poemas con el público, el autor firmó ejemplares y departió con los asistentes.