El Mañana

sábado, 14 de diciembre de 2019

Cultura 26 febrero, 2019

Exponen en Brasil piezas rescatadas

Estatuillas egipcias fueron rescatadas de los escombros que dejó un incendio en el Museo Nacional de Brasil en septiembre

AP

4200

Por Agencia Reforma

Río de Janeiro, Brasil.- El Museo Nacional de Río de Janeiro, el más antiguo de Brasil, presenta su primera exposición tras el incendio que sufrió el pasado septiembre y que destruyó gran parte de su colección, con piezas que fueron rescatadas de entre los escombros.

La exposición abrirá al público mañana, miércoles, en la sede del Centro Cultural del Banco do Brasil; incluye 103 piezas que pudieron ser rescatadas y restauradas tras las llamas que devoraron el museo hace casi siete meses.

La muestra está dividida en ocho partes, antropología, arqueología, vertebrados, invertebrados, etnología, entomología, geología y paleontología, y en ella se pueden observar fósiles, distintos, animales disecados, piezas de cerámica y cráneos, entre otros.

El director del museo, Alexander Kellner, destacó que “gracias a un trabajo intenso por parte de los servidores de la institución hoy se puede ver parte del material rescatado”.

Además, añadió que “aun queda mucho más por llegar y que esta exposición demuestra que el Museo Nacional vive”.

Por su parte, la jefa del equipo de rescate del museo, Claudia Carvalho, apuntó que en alguna de las piezas que conforman la exposición hay fracturas o símbolos que muestran la transformación que sufrieron tras el incendio de grandes proporciones que destruyó 90 por ciento del acervo del museo.

Asimismo, Carvalho explicó que “a finales de este año” esperan acabar la fase de excavación en todas las áreas del museo e iniciar la fase de inventario de todas las piezas.

En la entrada del Centro Cultural Banco do Brasil se puede observar el meteorito Santa Luzia, de 2 toneladas de peso, mientras que el resto de colecciones fue acomodada en una sala especial.

El Museo Nacional de Río de Janeiro, el más antiguo de Brasil y que albergaba unos 20 millones de piezas que databan de diferentes periodos, fue arrasado por las llamas el pasado 2 de septiembre en una tragedia que destruyó una parte de la historia del país y uno de los acervos más importantes de Latinoamérica.

A pesar de que el panorama no es alentador, los equipos de rescate se muestran optimistas y confían en recuperar parte de las colecciones que albergaba la institución.