El Mañana

martes, 16 de julio de 2019

Nuevo Laredo 7 julio, 2019

Fallece en el IMSS esperando cama

Gloria, de 68 años, fue llevada de emergencia al Hospital de Zona No. 11 ya que presentaba una falla renal

4200

Por EMMA TREVIÑO

Gloria, de 68 años, fue llevada de emergencia al Hospital de Zona No. 11 del Seguro Social, ya que presentaba una falla renal, pero no había camas, por lo que tuvo que esperar dos semanas en urgencias, entre los pasillos, a que se desocupara una, pero no sobrevivió, murió de un infarto.

Como este caso, decenas de historias similares se desarrollan al interior de los hospitales públicos, y no es para menos, pues sólo hay alrededor de 200 camas censables en Nuevo Laredo.

En cuestión de infraestructura hospitalaria no se ha crecido a la par de la población y aunque se ha hablado mucho del nuevo Hospital General que se pretende construir al poniente de la ciudad, hasta ahora sólo ha quedado en proyecto, ya que se suponía que en febrero se pondría la primera piedra y se agregarían camas censables con las que hasta ahora Nuevo Laredo no cuenta.

Aun y cuando la secretaria de Salud, Gloria de Jesús Molina Gamboa, anunció que contaría con 120 camas, éstas serán insuficientes y no se cumplirá con el indicador de una cama por cada mil habitantes que establecen las normas.

“El nuevo Hospital General tendrá todas las capacidades y el plan es juntar el número de camas y agregar 20 más para hacer un hospital de 120 camas censables para Nuevo Laredo y pueda tener equipamiento como tomografía o resonancia magnética”, dijo.

Subrayó que por separado, los dos hospitales no pueden tener ese equipo porque los insumos se otorgan con base a indicadores como son camas censables.

La Secretaría de Salud estima que lo mínimo adecuado para esta ciudad sería contar con 400 camas censables para poder cumplir con la norma en base a la población con la que cuenta esta frontera; sin embargo, en la ciudad se cuenta con 200.

Según los estándares de la Organización Mundial de la Salud (OMS), deben existir al menos 10 camas hospitalarias por cada mil habitantes; Nuevo Laredo está por debajo de la media nacional, que es de 3.8 por cada mil derechohabientes, por lo que los médicos de los diversos hospitales consideraron que el Sistema de Salud está colapsado, no sólo no hay suficientes camas para atender las urgencias, sino tampoco está preparado para una contingencia que eleve repentinamente el número de pacientes en los hospitales de la ciudad.