El Mañana

martes, 16 de julio de 2019

Nacional 9 julio, 2019

Fallece único sacerdote autorizado por el Vaticano para realizar exorcismos

El cura era originario de la ciudad de Monclova, ubicada en la zona centro de Coahuila, fue ordenado sacerdote por el Papa Pablo VI el 17 de mayo de 1970

4200

Por Anónimo

Saltillo, Coahuila.- La iglesia católica de Saltillo está de luto por la muerte del único sacerdote que realizaba exorcismos en Coahuila con autorización del Vaticano, el padre José Luis del Río y Santiago.

El sacerdote falleció el domingo 7 de julio, a los 86 años debido a una pancreatitis aguda; “fue un religioso que consagró su vida al servicio del pueblo de Dios”, destacó el Obispo Emérito de Satlillo, Francisco Villalobos Padilla quien ofició la misa de cuerpo presente este martes en la parroquia del Santo Cristo del Ojo de Agua.

Durante la eucaristía, donde cientos de católicos oraron, lloraron y lo despidieron con una salva de aplausos, Villalobos Padilla reconoció su entrega al servicio de la comunidad católica.

El cura era originario de la ciudad de Monclova, ubicada en la zona centro de Coahuila, fue ordenado sacerdote por el Papa Pablo VI el 17 de mayo de 1970.

Villalobos Padilla recordó que el padre José Luis dedicó casi 50 años de su vida a ser “un buen pastor y a predicar el evangelio”.

Los fieles lo recuerdan como un religioso sencillo, humilde, que murió en la pobreza, pese a que ayudó a mucha gente a “liberarse del diablo”, y que cuando la gente le preguntaba por curiosidad: ¿usted le tiene miedo al demonio?, el contestaba muy ufano “¡no, el demonio me tienen miedo a mí!”.

El cuerpo del sacerdote, en un ataúd color blanco y rodeado de flores, fue velado durante día y noche, fue llevado a un recorrido por las iglesias donde otrora ofició misa, para, al final regresarlo a la parroquia del Santo Cristo del Ojo de Agua, donde lo despidieron cientos de feligreces.

El cuerpo del padre José Luis será sepultado en el mausoleo de la misma parroquia (respetando así su deseo), lugar donde dio servicio a la comunidad católica por muchos años.

Hasta el momento no hay sucesor para la práctica de los exorcismo en el estado y corresponderá al obispo, Fray Raúl Vera López, si procede, proponer a la Santa Sede quién lo supla.