El Mañana de Nuevo Laredo

11 noviembre, 2020

Traban exportación; operadores duermen en tráileres




Choferes deben esperar toda la noche en sus camiones para cruzar con su carga hasta el día siguiente, pues del lado americano no hay suficientes casetas de revisión

Por Martha Martínez


Compartir esta publicación

La apertura de pocas casetas en el Puente 3 del lado americano, provocó que algunas cargas se quedaran sin cruzar, obligando a los operadores a pasar la noche en una área oscura y no adecuada para pernoctar.

“La aduana no cuenta con la infraestructura de un área de descanso, con sanitarios y mucho menos con comedor para que los usuarios puedan estar seguros fuera del recinto fiscal. Mucha de la carga de exportación no pudo cruzar, por la falta de atención de aduana americana, sólo tuvo cuatro módulos abiertos, lo que ocasionó mucha fila y demoras”, reveló José Antonio García Fuentes, presidente de la Unión Fronteriza de Operadores.

Destacó que principalmente la situación ocurre durante el fin de semana, cuando las aduanas recortan sus horarios de atención, lo que consideran injusto ya que la mayoría de los operadores hacen su mejor esfuerzo por cumplir con su trabajo.

TE PUEDE INTERESAR: A diario enferman dos de neumonía en Nuevo Laredo

“El sábado, muchos operadores tuvieron que quedarse a dormir en la entrada de la aduana mexicana para ser de los primeros en cruzar. No es justo que nuestro gremio ponga lo mejor de su parte para cumplir con su trabajo y por el bienestar del comercio exterior y de este puerto fronterizo, y tenga que arriesgar su vida por la inseguridad”, señaló.

Los operadores de tráileres señalaron que el afectado regularmente es el chofer y no los empresarios, quienes llegan a castigarlos con uno o dos días sin trabajo si la mercancía no cruza a tiempo o si se suman a organizaciones que busquen beneficios para ellos.

“Hay una falta de ética por parte de las autoridades de poder coadyuvar con el comercio exterior, pero no hacen nada, ahí están los diputados federales que sólo van y se paran el cuello, pero en realidad no dan solución. Además de que es incongruente, puesto que ellos como autoridad sí pueden dejar que mucha carga no cruce, pero uno como operador debe cumplir con su trabajo”, puntualizó.

García Fuentes señaló que desde hace un mes, los operadores han tomado la decisión de pernoctar en los afueras de la aduana, pues el cierre es puntual y prefieren quedarse a dormir en áreas peligrosas que perder tiempo para cruzar la mercancía; algunos han pasado hasta 12 horas sin alimento y sin poder realizar sus necesidades básicas.


Compartir esta publicación

Más noticias