El Mañana

viernes, 20 de septiembre de 2019

Laredo Texas 6 septiembre, 2019

Forman un frente contra construcción de muro fronterizo

Laredo es parte del proyecto para construir un muro de 175 millas en la frontera con México

Cortesía

4200

Por FRANCISCO DÍAZ

LAREDO, TX.- El Centro Internacional de Estudios del Rio Grande (RGISC) tendrá una audiencia especial el próximo 24 de septiembre, para formar un frente fronterizo en contra de la construcción de un muro en la frontera.

“Vamos a tener a líderes comunitarios y ambientalistas del Valle de Texas que nos hablarán de sus experiencias en la lucha contra el muro del presidente Donald Trump”, dijo Tricia Cortez, directora ejecutiva del RGISC.

El evento se realizará en las instalaciones del Centro de Ciencias de Salud de la Universidad de Texas a partir de las 6:00 de la tarde.

“Para hacer un frente común en contra del muro necesitamos estar bien informados y coordinados, invitamos a la comunidad de Laredo a unirse en contra de este proyecto que causará un desastre no sólo ecológico sino también humanitario”, afirmó.

Mencionó que en el Valle de Texas hay más experiencia en la lucha contra este proyecto y se han realizado algunas acciones para frenarlo. “Queremos aprender de sus experiencias y ver si podemos aplicar las mismas acciones en Laredo”, dijo Cortez.

En su opinión, el muro será un desastre ecológico porque afectará a la flora y la fauna de la región además del río Bravo. “Pero también será un desastre humanitario porque va a dividir familias y va a separar a los dos Laredos”, mencionó.

Recordó que el RGISC es parte de una demanda federal en proceso y es contra la declaración de emergencia dictada por el Presidente, acción que le permite por ahora utilizar fondos militares para el muro. De hecho, se acaban de autorizar 3.6 billones de dólares del Departamento de Defensa para 175 millas. Laredo forma parte de este proyecto con 52 millas a un costo de 1.2 billones de dólares y correrá desde el puente Colombia río arriba.

El congresista federal Henry Cuellar dijo en tono molesto que esto no es justo para los militares y para la seguridad de la nación. “Esto no es reprogramación, es unilateralmente recortar fondos que fueron aprobados por la Cámara y el Senado. El recorte de 3.6 billones impactaría negativamente los proyectos en la Base Conjunta de San Antonio con 357 millones de dólares, como torres de control de tránsito aéreo, dormitorios y comedores, así como renovaciones vitales e instalaciones de capacitación en todo el país”, dijo.

Agregó que como como miembro del Subcomité de Asignaciones de Defensa, trabajó para ayudar en un presupuesto que satisfaga las necesidades militares estratégicas y es irresponsable y perjudicial eliminar esos fondos.