El Mañana

jueves, 23 de enero de 2020

Deportes Futbol 14 diciembre, 2019

Ganan Rayados… y ahora sigue Liverpool

4200

Por AGENCIAS

Doha, Qatar (14 diciembre 2019).- Los Rayados están en Semifinales y enfrentarán al campeón de la Champions League, el Liverpool de Inglaterra, por el pase a la Final del Mundial de Clubes Qatar 2019.

La tercera fue la vencida, el Monterrey le ganó al anfitrión en un Mundial de Clubes, venció por 3-2 al Al Sadd en el Estadio Jassim Bin Hamad y sacó cita para medirse a los Reds, probablemente en el partido más importante en la historia del club por la prosapia del rival, que ha ganado 6 veces la Liga de Campeones de Europa.

El partido será el miércoles 18 de diciembre en el Estadio Internacional Khalifa.

Con Antonio Mohamed, los Rayados simplemente no saben perder. La racha que abarcaba juegos de Liga, Liguilla y Copa se extendió hasta Medio Oriente.

Y ahora están en posibilidad de igualar o hasta superar el tercer lugar conseguido en Japón 2012.

El Monterrey dio un golpe de autoridad ante el equipo de Xavi Hernández.

El español pudo haber impresionado en la conferencia de prensa anterior al partido con sus análisis, pero en ningún escenario pudo haber calculado el gol de Leonel Vangioni a los 23 minutos para el 1-0.

El argentino soltó un zapatazo de zurda y puso la pelota en el palo más lejano, pegó en el poste y entró.

Fue un gol a lo Van Bronckhorst, el lateral holandés cuyo gol a Uruguay casi idéntico fue elegido como el segundo mejor gol en el Mundial de Sudáfrica 2010.

Había sido un partido parejo y así continuó hasta que los Rayados se despegaron con el gol 99 de Rogelio Funes Mori aprovechando un mal pasa atrasado del español Gabi a los 45′.

Aún así la ventaja estaba lejos de ser definitiva.

Al Sadd descontó a los 66′ con el gol de Baghdad Bounedjah.

El Monterrey pasó apuros, pero a los 76′ parecía resolverlo con un gol de Carlos Rodríguez a pase de Jesús Gallardo para el 3-1.

El local se negaba a morir y a los 88′, Abdelkarim Hassan puso el 3-2 con un disparo desde fuera del área.

Pero como ha dicho Mohamed, hay que saber sufrir y así lo hicieron.

Para los más de 600 aficionados rayados en el estadio los seis minutos de compensación fueron eternos.

Pero en cuanto el silbatazo final, todo lo que pasaron para llegar hasta acá ha valido la pena.

Y ni hablar del club que tiene una Final de Liga en puerta, pero antes un juego contra el Liverpool en busca de otra Final, la del Mundial de Clubes.


MÁS NOTICIAS