El Mañana

sábado, 25 de mayo de 2019

Deportes Local 17 mayo, 2019

Gigantes no se ‘achican’ a la hora buena para alzar título de campeón de campeones

Los Gigantes respondieron al ataque para superar al complicado Deportivo Ramiro Peña y quedarse con el cetro de la categoría Veteranos

OSVALDO ARRIAGA/ EL MAÑANA

4200

Por OSVALDO ARRIAGA

Nuevo Laredo.- Los peloteros de los Gigantes se plantaron en el terreno de juego y demostraron que en el “rey de los deportes” son los que mandan al ganar el título de campeón de campeones tras vencer al Deportivo Ramiro Peña por pizarra de 10 carreras a 8 en la Liga de Beisbol de Riberas del Bravo, categoría Veteranos.

En este duelo quien destacó en la loma de pitcheo fue Osvaldo Escalante al quedarse con la victoria, en tanto el descalabro fue para Ricardo Puga.

El partido estuvo muy parejo en los primeros capítulos, dado al gran duelo de pitcheo que se dio entre Escalante y Puga, puesto que los dos mantuvieron a raya a las respectivas ofensivas.

Fue en la apertura del tercer capítulo cuando la ofensiva de Ramiro Peña impulsó una carrera logrando la de la quiniela.

Pero poco les duró el gusto, pues en el cierre del mismo episodio Antonio Rodríguez se voló la barda con corredor en base dándole la vuelta a la situación, dejando los números al momento 2-1.

JUGOSO RALLY

La ofensiva de Gigantes mostró su poderío ofensivo en la cuarta entrada con un jugoso racimo de 6 carreras, sobresaliendo el doblete de Edy Vega, seguido por imparables de Alex Trejo y Erasmo Castañeda.

En la séptima entrada la raza de Ramiro Peña se acercó peligrosamente con un racimo de cuatro pero no fue suficiente para alcanzar al rival, quien se quedó con la victoria y el campeonato.

Los mejores bateadores del encuentro fueron: Antonio Rodríguez de 4-4, entre ellos un cuadrangular y un doblete; Alex Trejo de 3-2 y Erasmo Castañeda de 3-2 también.

Jorge Cárdenas, mánager del equipo, dijo que aunque no fue fácil el resultado, pues se enfrentaron a un gran rival, afortunadamente se dieron las cosas gracias al esfuerzo y la entrega de los jugadores y el apoyo de la porra.

El picheo de Gigantes le bajó la cortina al rival en el momento exacto.