Global

Rusia habilita pago con reconocimiento facial en el Metro

Moscú es la primer ciudad en ofrecer este tipo de pago, mediante reconocimiento facial, en el mundo
viernes, 15 de octubre de 2021 · 10:39

Este viernes el metro de Moscú, en Rusia, habilitó el controvertido pago con reconocimiento facial para ingresar a sus instalaciones. Para algunas personas, esta medida daña enormemente los derechos humanos de los ciudadanos.

El encargado del transporte de la alcaldía, Maxim Liksutov, explicó mediante un comunicado la manera en la que las personas podrán acceder con esta novedosa forma de pago. 

"Para entrar en el metro, los pasajeros no necesitan una tarjeta ni un teléfono móvil: basta con mirar a una cámara" indicó Maxim Liksutov.

Según el funcionario, Moscú es la primer ciudad en ofrecer este tipo de pago, mediante reconocimiento facial, en el mundo. A través de sus 241 estaciones, el metro de la capital rusa habilitó esta transacción, haciendo hincapié en la voluntariedad de su uso.

Liksutov comentó esperar el uso de esta nueva disposición en un 10% a 15% de los pasajeros diariamente durante un lapso de "dos o tres años".

El reconocimiento facial, como forma de pago, se instauró en el transporte público de Moscú para disminuir los tiempos de espera entre la entrada de los usuarios a la red, una de las más concurridas en Europa.

Las autoridades afirmaron manejar los datos biométricos recabados en el servicio de forma segura mediante un encriptado de seguridad. Además prometieron utilizar una "clave biométrica" como llave para entrar al Metro y no una imagen real del rostro de la persona.

Moscú es una de las ciudades más tecnológicamente cuidadas en la actualidad. Apoyado por cámaras termosensibles en las calles, estas herramientas ayudaron a contener a las personas en confinamiento obligatorio durante la pandemia por la covid-19.

Ante esto, múltiples activistas están en contra de la nueva disposición de reconocimiento facial como forma de pago, debido a violentar el derecho humano a la privacidad directamente con los ciudadanos de Rusia.

Jesús García