Global

Quinceañera muere por paro cardiaco en plena fiesta

Hasta el momento se desconocen las causas de la muerte de la menor
jueves, 2 de diciembre de 2021 · 17:08

Un lamentable hecho ocurrió en Argentina, cuando una joven quinceañera murió por un paro cardiaco en plena fiesta de cumpleaños. 

Julieta Anahí Illundai, una joven originaria de Buenos Aires, se encontraba en plena fiesta de quince años cuando se desvaneció en plena pista de baile y se desmayó en el acto. 

El trágico evento ocurrió el pasado sábado, donde familiares y amigos actuaron rápidamente al ver a la menor en el suelo, luego de llevar a cabo un baile tradicional. 

Según los medios argentinos, la fiesta apenas había comenzado cuando la joven cayó en el suelo, inconsciente. Algunos invitados comenzaron a aplicarle maniobras de reanimación RCP, mientras otros llamaban a la línea de emergencia para brindar la ayuda médica lo más pronto posible.

Aunque la joven fue trasladada a un hospital de Escobar, los médicos informaron la muerte de la menor, quien habría sufrido el desvanecimiento a causa de un paro cardiorrespiratorio.

Las autoridades de la Secretaría de Cultura del Municipio de Escobar, donde Julieta practicaba baile folklórico en la "sociedad de Fomento", emitió un comunicado dando las condolencias a la familia. 

"Queremos enviar nuestras condolencias en este momento tan triste a la familia de Julieta Anahí Ilundain, participante de Raíces Provincianas, Embajadora de la Casa de la Cultura de Maschwitz, entre otras actividades” comentó el organismo público. 

Amigos y vecinos se encuentran afectados por el caso, llegando a expresas sus condolencias a la familia de Julieta, recordando además sus participaciones en concursos de canto, agrupaciones folclóricas y su ayuda en actividades de beneficencia. 

El shock emocional hacia la madre de la menor fue tal, que incluso tuvo que ser hospitalizada en el mismo nosocomio donde pereció su hija posterior al funeral, tratándose en estos momentos su estado de salud por una descompensación. 

La muerte de una quinceañera por un paro cardiaco durante su fiesta nos recuerda lo frágil que es la vida humana. 

Jesús García