Viral

FOTOS: ¡Quería ser KEN, pero acabó como BARBIE! Requirió más de 60 cirugías estéticas

Rodrigo Alves había adquirido popularidad por ser el muñeco de la realidad, el Ken humano.
martes, 1 de junio de 2021 · 18:04

Barbie es una muñeca mundialmente conocida, al igual que su novio, Ken, ambos con una figura espectacular y, seamos realistas, bastante irreal para los estándares actuales (y los de antes). Esto no ha detenido a algunas personas que quieren ser como ellos para ganarse la empatía de todo el mundo haciéndose cirugías estéticas radicales.

Tal es el caso del conductor brasileño Rodrigo Alves, quien se sometió a decenas de cirugías estéticas para lucir como el novio perfecto de la muñeca perfecta. Y aunque lo intentó, la verdad es que el resultado dejó aún mucho que desear.

 

Lo que nadie esperaba es que su objetivo real no fuera parecerse a Ken, sino a la mismísima Barbie.

Desde hace dos años, en el 2019, Alves comenzó su transformación para pasar de un muñeco de plástico, a una muñeca real.

Un cambio radical de Ken a Barbie humana

El proceso para ser un muñeco de plástico en la vida real, no fue sencillo. Al menos, Rodrigo Alves se sometió a 60 cirugías estéticas para lucir como todo un estándar de belleza varonil, pero esto no lo llenaba.

“Por años traté mi vida como hombre. Hice que me colocaran abdominales falsos, músculos falsos en mis brazos, pero me estaba mintiendo a mí misma. Soy una mujer y siempre he tenido cerebro femenino. Ahora mi cuerpo concuerda con mi mente”, mencionó ahora Jessica tras su cambio de imagen. 

Los peligros de salud para ser la "Barbie humana" ideal

Con la decisión tomada, Jessica se encaminó para parecerse ahora a la muñeca favorita de las niñas. Los trabajos no fueron nada sencillos; se trataba de deshacer todas la cirugías hechas para parecerse a Ken y rehacer, diseñar, modificar su cara y su cuerpo para lucir lo más parecido posible a Barbie.

Muchos expertos expresaron la preocupación que sienten al intervenir a Jessica Alves, a quien no le importan las advertencias.

Cara, nariz, senos, piernas, cintura, todo lo modificó para lograr, en palabras de ella "emular el cuerpo perfecto de una mujer hecha muñeca". Pero todo esto tiene consecuencias 

De hecho, en 2016, después de varias cirugías de nariz, esta comenzó a presentar necrosis, dejándola sin cartílago y provocando que sus fosas nasales sean muy pequeños, dificultando su respiración.

Aún le hace falta un camino considerable para lograr su sueño, un hombre que soñó con ser Ken, y luego con ser Barbie, buscando su identidad entre cirugías estéticas.

JGR