COREA DEL NORTE

Kim Jong-un castigara con trabajos forzados y hasta la pena de muerte a quienes vean K-Pop

La nueva ley también estipula hasta 2 años de trabajos forzados para quienes hablen, escriban o canten al estilo K-pop
viernes, 11 de junio de 2021 · 11:18

Kim Jong-un castigara con trabajos forzados y hasta la pena de muerte a quienes vean K-Pop pues lo califica como un cáncer vicioso para los jóvenes.

El líder de Corea del Norte cree que los vestuarios, peinados, discursos y hasta los comportamientos de la cultura K-Pop corrompe como un cáncer vicioso a los jóvenes de Corea del Norte y por ende, su país debe luchar contra dicha influencia del popular género musical surcoreano.

The New York Times ha estado recopilando información al respecto; nos menciona que los medios de comunicación estatales de Corea del Norte han estado advirtiendo desde mayo que si no se controla la influencia de la cultura surcoreana, podría ocasionar que la propia Corea del Norte se “derrumbe”.

El medio de noticias Daily NK, informó en diciembre del año 2020 que Ponyang fue quien introdujo una nueva ley especial cuyo objetivo es luchar contra la afluencia de materiales que provienen del extranjero tal cual pueden ser películas, series, música, libros, castigando duramente a quienes vean o escuchen dichos materiales y también a quienes los distribuyan.

Se castiga con 5 y hasta 15 años a quienes tengan en su poder material extranjero lo cual es considerado como “propaganda extranjera” y aquellos que estén involucrados en la distribución del mismo, pueden ser sentenciados a cadena perpetua e incluso la muerte.

Una nueva norma que ha entrado en vigor castigará con dos años de trabajos forzados a quienes se les escuche cantando, hablando o incluso escribiendo algo al estilo surcoreano.

Daily NK informa que a principios del mes de abril, se supo que tres estudiantes de 14 años recibieron una condena de reeducación a través de trabajos forzados por su comportamiento anti socialista, pues dichos adolescentes tenían peinados como los cantantes surcoreanos.

Kim Jong-un castigara con trabajos forzados y hasta la pena de muerte a quienes vean K-Pop; el socialista continua su ardua lucha por eliminar cualquier influencia extranjera.