Viral

La nueva moda de vender "arte invisible" en Nueva York hasta en 36 mil pesos

La idea surgió como oposición al "facilismo" del Expresionismo Abstracto.
martes, 14 de septiembre de 2021 · 12:38

Aunque suena a una broma, en Nueva York se está trabajando en un proyecto para la creación del Museo del Arte Invisible (MONA). Si, arte invisible que podrá ser contemplado en sus instalaciones o incluso comprado.

En la exposición se muestran distintos carteles en las obras de arte invisibles, con el objetivo de hacer imaginar a la persona con tan solo la descripción hecha por el mismo artista.

Hasta ahora, el benefactor de este proyecto es el multifacético actor James Franco, junto con Praxis, un dúo artístico de Nueva York.

De acuerdo con información de la BBC, la idea se creó como reto al mercado y oposición al "facilismo" del Expresionismo Abstracto. La venta de una "idea" tomó cuerpo poco a poco, hasta configurarse de esta forma para cualquiera que desee poseer algo tan subjetivo e imperceptible. 

"La creación de un arte no visible es sin duda un juego de ideas entre artista y espectador. Seducción para el primero por su capacidad de convencimiento y reconocimiento social, y reto para el espectador que debe abrirse a la idea de lo no material como posibilidad de la existencia" indicó Rafael Díaz Casas, historiador de arte.

La situación nos recuerda a la historia de "El nuevo traje del rey", donde un soberano compra un ropaje invisible, solamente perceptible por las personas inteligentes. Nadie en el reino se opuso a esta idea, excepto un niño, quien señaló al monarca como una persona desnuda.

Obras de arte invisibles vendidas

A esta nueva ideología se le sumó el artista plástico Salvatore Garau, quien realizara una pieza sin forma, sin peso, ni color, subastándola hasta en 15 mil euros (360 mil pesos mexicanos).

La pieza llamada " Io Sono" (Yo soy) es una obra de arte intangible, una idea vendida por la casa de arte Art-Rite. A pesar de lo absurdo del hecho, el artista indicó ciertos consejos sobre cómo debe ser exhibida: en una casa privada en un espacio sin obstáculos.

Otro caso es el de la actriz y productora norteamericana, Aimée Davidson, quien se hiciera con ''Fresh Air”, una pintura que jamás podrá ver, con un costo de 10 mil dólares (199 mil 114 pesos). 

La obra fue realizada por James Franco, quien acompaña a su obra con una descripción de la misma, la cual consiste en imaginarse el aire más puro del mundo. 

"El aire que estás comprando es como un tanque con una cantidad ilimitada de oxígeno. Donde quiera que estés siempre podrás respirar el aire más delicioso y puro que la tierra puede producir. Cada respiro te da una paz infinita y salud. Puedes llevar esta obra de arte siempre contigo porque así donde quiera que estés podrás imaginarte respirando el aire más limpio de la cima de las montañas, campos o del océano."

Sin duda las obras de arte invisible son más que llamativas, pero, al no ser un objeto tangible, es difícil concebirles un valor material. ¿Innovador o una simple estafa? Juzgue usted mismo.

Jesús García