Triste Noticia

Asesinó a su familia por quitarle el Wifi como castigo de sus malas calificaciones

El joven escondió los cuerpos de su familia en un cobertizo, y permaneció así por 3 días aproximadamente
lunes, 14 de febrero de 2022 · 12:25

Con una escopeta, un adolescente de 15 años, asesinó a su familia, por una simple razón: por quitarle el wifi, ya que era su castigo de sus malas calificaciones, pero no sólo les arrebató la vida, sino que siguió conviviendo con ellos.

Los hechos ocurrieron en el municipio de Elche, España, donde el joven estudiante decidió quitarle la vida a sus padres, incluso le arrebató la vida a su hermanito de 10 años.

Datos oficiales del continente europeo, señalan que fue la mamá del adolescente de 15 años, quién decidió quitar el servicio de wifi, lo que generó una fuerte disputa, lo que terminó en un horrible crimen.

Luego de que el chico de 15 años, quien asesinó a su familia por quitarle el Wifi como castigo de sus malas calificaciones, este declaró que convivió con los cadáveres de sus padres, y de su hermanito por 3 días, hasta que terminó confesando su crimen a una vecina.

Tras esta situación, elementos policiacos, trasladaron al menor a un centro de régimen cerrado para menores. Este declaró que le dio dos disparos a su mamá, y luego asesinó a su hermano quien intentó huir al ver la escena del crimen.

Al ver a su familia sin vida, decidió esconder los cuerpos en un cobertizo en el que su papá guardaba objetos de labranza y tractores. Posteriormente esperó a que llegará su papá del trabajo, y fue aproximadamente a las 10 de la noche cuando este llegó y con 3 disparos, cuando el padre aún no se bajaba del auto.

El menor, escondió el cuerpo del padre en el mismo lugar que dejó el de su mamá y de su hermano, ahí permanecieron varios días, y el joven no salió de su hogar ni asistió a la escuela con la excusa de que tenía Covid.

Detalles de la policía sobre el adolescente que asesinó a su familia por quitarle el Wifi como castigo de sus malas calificaciones, revelan que siempre se le vio con “una frialdad fuera de lo normal, sin expresar remordimientos”por lo que hizo.
 

Más de