El Mañana

martes, 21 de mayo de 2019

Laredo Texas 9 mayo, 2019

Golpea a su hermana y patea a policías

Erika Peña, quien fuera sobreviviente y pieza clave para el arresto del agente de la Patrulla Fronteriza Juan David Ortíz, fue detenida

Erika Isamar Peña.

4200

Por REDACCIÓN

LAREDO, TX.- De nuevo fue detenida Erika Isamar Peña, quien fuera la tercera víctima, única sobreviviente y quien arrojó luz para detener al supervisor de la Patrulla Fronteriza Juan David Ortíz, como asesino serial de cuatro sexoservidoras.

Erika Peña, ahora de 27 años de edad, escapó de la ira asesina de Ortíz, esa noche del 13 de septiembre, cuando se bajó de la camioneta blanca, vehículo particular de Ortíz, parada en un semáforo de la esquina de International y Bob Bullock, la joven se sabía en peligro de muerte y por ello se fue corriendo hacia los negocios del lugar, pidiendo auxilio a un patrullero del DPS de Texas.

Ahora fue detenida este 30 de abril en la cuadra 10 este de la calle Travis, barrio “Las Polkas”, dos cuadras al oeste del panteón católico, por golpear a una hermana suya y también por agredir a patadas a dos policías que atendieron el llamado de violencia doméstica.

Erika Isamar será el testigo principal en este caso de asesinatos en serie, a ella se supone que Juan David Ortiz, le dijo que iba a limpiar las calles de Laredo de la basura (excremento), por eso levantaba a las sexo servidoras en la avenida San Bernardo, tal y como ocurrió con ella misma, para luego enfilar a matarlas en despoblado, las acribillaba a balazos con su arma de cargo.

Primero mató a Melissa Ramírez, de 28 años de edad, el lunes 3 de septiembre, luego Claudine Anne Luera, de 42, el día jueves 13 del mismo mes, al día siguiente (14 de septiembre) levantó a Erika Isamar Peña, de 26 años, la llevó a su casa de él, se supone que bebieron alcohol y hubo droga, luego enfilaron hacia la carretera, pero de acuerdo a la charla de él, algo amenazante, ella sintió temor y se bajó intempestivamente en el cruce de International y Bob Bullock.

Aún así Ortiz siguió con sus crímenes, levantó esa misma noche a Humberto “Janelle “ Ortíz, un travestí de 28 años y horas después, tal vez ya en la madrugada del día 15 a su cuarta asesinada, Guiselda Alice Cantú Hernández, de 35 años de edad.

Se supone que a todas las conocía y/o hizo contacto con ellas en la avenida San Bernardo, zona de prostitución y venta de droga al menudeo.

Los dos primeros homicidios se descubrieron por los cuerpos hallados en despoblado, área rural conocida como Los Botines o Las Tiendas, sobre el camino Jeffries, al noroeste de Laredo, casi donde hace cruce con camino 255 (antiguo camino de cuota a Colombia) y también toca la carretera 83 Norte.

Los cadáveres de Humberto Ortíz y Guiselda Alice Cantú Hernández, fueron hallados a un costado de la carretera interestatal 35, uno en la milla 13, la última en la milla 21, hallada el sábado 15 de septiembre a la 01:04 de la madrugada.

Al agente federal Juan David Ortiz, con 9 años en la Patrulla Fronteriza, será juzgado por pena capital, el fiscal de Distrito del Condado de Webb, Isidro Alanís, ya ha pedido la pena de muerte mediante inyección letal, por estos cuatro homicidios, y por las heridas, así como por ataque agravado con arma de fuego, lesiones y por retener contra su voluntad o privación ilegal de libertad de Erika Peña.

Peña será definitivamente el testigo de cargo principal, contra Ortíz.