El Mañana

domingo, 26 de mayo de 2019

Estado 6 mayo, 2019

Hay fuga de cerebros en Tamaulipas

Señalan que universidades del estado son fábricas de desempleados; jóvenes tienen menos oportunidades

4200

Por DANIEL ROSAS

Tamaulipas tiene una fuga de cerebros, donde los jóvenes más talentosos, con títulos universitarios, deben emigrar para encontrar empleo. Un estudio de investigadores de la UAT que analizan datos estadísticos de la última década revelan que Tamaulipas padece un rezago tanto en empleo como en oportunidades.

“Tamaulipas tiene más de 8 años apareciendo en las listas Top Ten de los estados que más desempleos abiertos registra del país”, señalaron los investigadores Jorge Alfredo Lera Mejía y Roberto Fernando Ochoa García, quienes revisan datos desde principios de la década hasta 2016.

En el último reporte de 2018 de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, se revela que 1 de cada cuatro desempleados en Tamaulipas tienen estudios universitarios. Si se suma a los de educación media superior con educación superior, los desempleados son casi la mitad del total de personas sin empleo en Tamaulipas.

“Adicionalmente, nuestra entidad concentra la mayor parte de sus empleos en actividades de muy baja remuneración y capacitación, por ende dichos empleos en su mayor parte (75.5%) reciben salarios menores a 4 salarios mínimos, por lo que son empleos precarios”, detallan los investigadores.
“Hay una emigración hacia ciudades de los Estados Unidos, provocando una verdadera “fuga de cerebros” que amenaza con terminar con el capital social y humano”, advierten.

EL DATO

*La gravedad de las estadísticas del empleo en Tamaulipas, es más notoria al identificar del total del millón 557 empleados, los que sí cuentan con prestaciones sociales (IMSS, seguros de desempleo, jubilación, Infonavit, etc.), siendo que solamente el 46% de ese total registran prestaciones.

*Esto significa que 887 mil 627 empleados de Tamaulipas (54%), se encuentran en situación precaria, recibiendo de uno hasta máximo 4 salarios mínimos, y no contando con seguridad social.

*Para dar un indicio de la precariedad laboral del estado, hacia el interior de los empleos registrados, encontramos que más del 45% de éstos se ubican en la categoría de mostradores de tiendas, cargadores y estibadores, y oficinistas, los que solamente reciben ingresos desde uno hasta dos salarios mínimos, representando al salario actual de 73 pesos diarios, un ingreso entre 2 mil 200 hasta 4 mil 400 pesos mensuales.