El Mañana

domingo, 15 de diciembre de 2019

Cultura 27 febrero, 2019

Honra expo a primera esposa de Picasso

"Olga pensativa" (invierno 1923), pastel y lápiz negro, de Picasso, es una de las obras de la expo que aborda la relación entre Olga Khokhlova y el artista español

Notimex

4200

Por Agencia Reforma

Madrid, España.- La influencia que tuvo Olga Khokhlova en la obra del creador del cubismo es retratada en una peculiar expo con la que el Museo Picasso Málaga inicia su ciclo expositivo del 2019.

La exposición “Olga Picasso”, surgida gracias a una serie de cartas y fotografías encontradas en el baúl de viaje de Olga, quien fuera bailarina de la reconocida compañía Ballets Rusos, exhibe los años que compartieron como pareja y pone en perspectiva algunos de los cuadros más importantes de Pablo Picasso.

En la muestra, que abrió ayer y estará hasta el 2 de junio se podrá conocer que la primera esposa de Picasso nació en 1891 en Ucrania, hija de un coronel de la armada imperial rusa y que en 1911 se incorporó a los Ballets Rusos, la innovadora compañía de danza que triunfo en Europa a inicios del siglo 20 bajo la dirección de Serguei Diaghilev.

Se conocieron en 1917, en Roma, cuando Pablo Picasso realizaba los decorados y el vestuario del ballet “Parade”, y un año después se casaron, naciendo su único hijo, Paulo, en febrero de 1921, de acuerdo con información del propio museo.

La pareja se separó en 1935; sin embargo, permaneció casada hasta la muerte de ella, en 1955, en Cannes.

Desde sus primeros momentos, Olga se convirtió en la modelo predilecta de Picasso, siendo la imagen femenina más representada por él desde finales de la década de 1910, ocupando un lugar preferente a inicios del siguiente decenio, mostrando su belleza de diversas maneras y poses.

El baúl del cual surgió la muestra contenía cartas y sobres con fotografías que permitieron recrear la historia personal y artística de la pareja, en el marco de la época que les tocó vivir. Es decir, exhibe su vida en común, sus viajes y los talleres donde trabajaba el maestro manchego.

Igualmente, resguardaba utensilios de la bailarina, como zapatillas, tutús o programas de ballet, lo mismo que otros más personales, entre ellos un crucifijo o una biblia ortodoxa en ruso.

La muestra incluye una serie de películas inéditas de la vida privada de la pareja, filmada por ellos mismas en la calle La Boétie, de vacaciones en Dinard, Cannes y Juan-les-Pins o en Boisgeloup.

En total se exhiben 350 objetos, que incluyen pinturas, obras en papel, fotografías, cartas, documentación y películas, bajo el co-comisariado de Émilia Philippot, conservadora del Musée national Picasso- Paris, y Joachim Pissarro, profesor de Historia del Arte y director del Hunter College Art Gallery.