El Mañana de Nuevo Laredo

18 enero, 2021

Hospital en casa, la alternativa ante la saturación por covid




Enfermar de Covid en México es cada vez más complicado. Los hospitales están hasta el tope, y localizar una cama en un nosocomio es una tarea casi imposible de lograr

Por El sol de México


Compartir esta publicación

Enfermar de Covid en México es cada vez más complicado. Los hospitales están hasta el tope, y localizar una cama en un nosocomio del Seguro Social, el ISSSTE y en Insabi es una tarea casi imposible de lograr.

La mayor parte de la población mexicana no cuenta con los recursos para pagar un hospital privado y tienen que recurrir al sector público para ser atendidos.

En el área metropolitana y de acuerdo con cifras oficiales, la ocupación hospitalaria supera 80 por ciento. En la capital del país, nueve de cada 10 camas están ocupadas.

Mientras tanto, en el Estado de México, sólo 22 de cada 100 camas están disponibles para los pacientes.

Incluso con la disponibilidad del número 911 para detectar los hospitales más cercanos con cupo para pacientes Covid, llegar a un hospital es cada vez más complicado.

De acuerdo con la Secretaría de Salud federal, la intención de incluir el número 911 para ayudar a los mexicanos a encontrar una cama es que la ciudadanía tenga información necesaria “para evitar la pérdida de tiempo valioso” y recibir atención médica oportuna.

“El diagnóstico en las primeras 48 horas a partir del inicio de síntomas como fiebre, tos, dolor de cabeza, de garganta, de articulaciones o falta de oxigenación es indispensable para evitar complicaciones y que se ponga en riesgo la vida”, detalló la dependencia federal en distintos comunicados.

Con los hospitales llenos, algunas personas que contraen la enfermedad desean quedarse en casa y ver si pueden superar la enfermedad sin la necesidad de un respirador.

Morgan Guerra Gea, director de Previta, una empresa dedicada a los servicios de salud y prevención de enfermedades, asegura que la pandemia vino a evidenciar aún más la saturación de los servicios de salud en el país.

“Con el Covid nos damos cuenta que los servicios de salud, que de por sí están saturados, hoy las zonas de terapia intensiva de los hospitales están completamente llenas, al menos en la Ciudad de México”, comentó en entrevista con El Sol de México.

Además, los hospitales, dice, representan otros riesgos como las infecciones conocidas como nosocomiales, es decir, bacterias superresistentes que son difíciles de tratar y pueden complicar la salud de una persona.

“Por otro lado, sacar a un adulto mayor de su ambiente habitual o de su casa, puede generar trastornos o demencia en las personas, que además de todo pierden contacto con la familia. Entonces, si la persona está en casa con cuidados familiares, bajo la tutela de un equipo médico a través de la telemedicina, las posibilidades de supervivencia y de evitar estas complicaciones aumentan”, dice el directivo de la empresa.

Además, estimó que conforme avance el invierno, se incrementará la demanda de atención por contagios de Covid.

En medio de la pandemia todo se volvió delivery y Previta no dudó en sumarse a esta tendencia, sólo que su oferta incluye telemedicina y atención médica a domicilio.

TE PUEDE INTERESAR: Comida frita eleva el riesgo de sufrir ataques al corazón: estudio

“Al combinarlos, nos damos cuenta que tenemos la capacidad de atender algunos casos de Covid. Hay gente que puede ser asintomática, muchas personas van a pasar la enfermedad con pocos síntomas y poco riesgo, pero hay un pequeño grupo que requerirá hospitalización”, dice Morgan Guerra.

Para el especialista, es imprescindible detectar la enfermedad a tiempo, pues esto permite iniciar una terapia de oxígeno, medicamentos antiinflamatorios y otros medicamentos de soporte, lo que permite evitar que las personas tengan la necesidad de ingresar al hospital o a terapia intensiva, aún teniendo ciertos factores de riesgo como diabetes o hipertensión.

“Si detectas el Covid e inicias tempranamente con el oxígeno, puedes detener el proceso inflamatorio que es lo que está generando la complicación a los pacientes”, añade el directivo.

Además, los médicos a distancia están permanentemente disponibles, a diferencia de los hospitales, donde la escasez de personal y las rondas de visitas complican la disponibilidad de los médicos y encargados de enfermería.

“En la atención a domicilio siempre existe disponibilidad. Y muchas veces los pacientes, para obtener los servicios de salud, se tienen que trasladar a los centros de salud, lo que representa una inversión de tiempo de 33 minutos, más el tiempo de espera del paciente que llegue al área de consulta. Esto se traduce en mucho tiempo perdido, que es muy valioso, contra las teleconsultas, que tardan un minuto en ser contestadas”, detalló.

Añadió que no todo se puede resolver a domicilio, pues en algunas ocasiones el paciente se tiene que trasladar para una evaluación física completa o exámenes complementarios.

ATENCIÓN CARA
Hoy también el sector privado se está quedando fuera de las opciones para quienes cuentan con seguros de gastos médicos mayores, pues hay instalaciones que piden depósitos de 250 mil pesos para asignar una cama de hospital a un paciente que haya contraído la enfermedad y requiera atención especial.

La Asociación Mexicana de la Industria de Seguros ha pagado más de 15 millones de pesos por un paciente tratado de Covid en un hospital privado.

En el país, al cierre del año pasado más de la mitad de la población laboral sobrevivió con un promedio de cinco mil 500 pesos mensuales, por lo que un mexicano tardaría más de tres años y medio sólo para juntar el dinero necesario para apartar una cama de un hospital privado y poder tratarse de Covid, y para juntar 15 millones de pesos, tardaría 228 años.

En este sentido, Morgan Guerra asegura que al atención en casa incluye trato médico a distancia a través de videoconferencias, monitoreo de signos vitales, la toma de muestras de laboratorio a domicilio, así como la realización de rayos X, o enviar al paciente para obtener una tomografía para determinar si la persona tiene neumonía leve o moderada se pueda atender al paciente en casa. “La seguridad del paciente es lo más importante. Con la evaluación a distancia se puede definir si la persona puede permanecer en casa o si se tiene que trasladar a un hospital”.

Morgan Guerra menciona que los costos varían dependiendo de cada paciente, pero en promedio el ahorro es de 270 por ciento respecto a un internamiento en un hospital tradicional.

“Funciona de forma muy similar a un hospital tradicional, donde el paciente es ingresado, inicia con una consulta de diagnóstico y se le otorga un servicio al paciente con diferentes grados de intensidad y conforme el nivel de atención el médico tratante determina qué medicamentos, qué estudios requiere, si necesita interconsulta con los especialistas, como neumólogos o cardiólogos, y conforme a las necesidades del paciente varía el costo, pero es casi tres veces más económico que los hospitales tradicionales”.

DESABASTO DE INSUMOS
Eso sin contar, además, la escasez de insumos. El oxígeno concentrado es una de las partes fundamentales del tratamiento contra un virus que ya lleva más de un año asolando a la humanidad.

Desde diciembre pasado, es fácil encontrar los establecimientos que reparten oxígeno de grado hospitalario, pues las filas afuera de ellos son largas y los tiempos de espera eternos.

“Somos un termómetro de cómo está la situación, la gente tiene familiares con Covid en casa, prefieren no ir al hospital”, comenta un empleado de la tienda Medi Renta, en Frontera 33, colonia Roma.

Alejandro Badillo, repartidor de tanques de oxígeno de un proveedor independiente, explicó a El Sol de México que el costo de este servicio es de 10 mil pesos cuando se contrata en renta, lo cual incluye todo el equipo, un depósito de cinco mil pesos por los desperfectos que sufra, y dos cargas, la que trae, y una más, ya la tercera el cliente paga un promedio de 950 pesos.

Expone que su día a día comienza desde las seis de la mañana y termina a las 10 de la noche para ir a llenar los tanques y realizar cerca de 15 entregas diarias.

“Es un compromiso moral que uno adquiere, ya que hay veces que uno trae el tiempo contado, el paciente no debe pasar ni 30 minutos sin el oxígeno, eso también genera estrés”, comenta.

En estos momentos, dice, “no nos están llenando todos los tanques en las empresas donde los llenan, si llevamos 10, nos entregan siete y nos dicen ‘regresa mañana’ y eso no le podemos decir a los familiares de los enfermos”.

Alejandro Badillo comenta que los tanques con los que trabaja su patrón son rentados, las mismas empresas que los recargan no venden ni alquilan más equipo, porque por la demanda ya no hay”.

Sin embargo, existen dispositivos como los concentradores de oxígeno, que son dispositivos médicos electrónicos que permiten concentrar el oxígeno del ambiente, es decir, que con filtros y válvulas separa el nitrógeno y otros gases de la atmósfera.

“Existen modelos de cinco o 10 litros por minuto y estos equipos son más eficientes, pues no se tiene que cambiar el tanque de gas cada cierto tiempo”, mencionó Morgan Guerra.

Además, entre mayo y diciembre, la empresa atendió a más de tres mil pacientes, de los cuáles cinco pacientes requirieron hospitalización y ninguno de ellos falleció después de la hospitalización.

El directivo aseguró que pueden ser contratados a través de pólizas de seguros de gastos médicos mayores, o bien, entrar a la página de internet de Previta para solicitar el servicio en la página de internet y de ahí se puede seleccionar el paquete para adquirir el hospital en casa.


Compartir esta publicación

coronavirus


Más noticias