El Mañana

lunes, 16 de septiembre de 2019

Tecnologia 9 septiembre, 2019

HOY CELEBRAMOS EL 20 ANIVERSARIO DEL SEGA DREAMCAST

El famosos 9/9/1999 vio la llegada del Dreamcast a la casa de muchos en América, junto a Sonic Adventure

SEGA

4200

Por atomix

Todos los que crecieron en los 90’s, recordaran a SEGA como una compañía con consolas. Aunque el Master System y Saturn no fueron el éxito comercial y crítico que esperaban, el Genesis logró competir fuertemente contra el Super Nintendo. En 1999 lanzaron al mercado el Dreamcast, su última propuesta para la industria del hardware. Aunque su vida fue bastante corta, consiguió tener varios títulos aclamados el público en general.

El famosos 9/9/1999 vio la llegada del Dreamcast a la casa de muchos en América, junto a Sonic Adventure, la primera entrega del erizo azul en verdaderos ambientes en 3D. Otros juegos que se volvieron necesarios para todos aquellos que poseían esta consola, fueron Shenmue, Soul Calibur, Phantasy Star Online, Crazy Taxi, Jet Set Radio y Rez.

Sin embargo, un año más tarde, en el 2000, el PlayStation 2 causó un gran declive en el interés del Dreamcast. Las ventas no cumplieron con las expectativas de SEGA a pesar de varios recortes de precios, y la compañía continuó incurriendo en pérdidas financieras significativas. Después de un cambio en el liderazgo, la compañía suspendió la producción del Dreamcast el 31 de marzo de 2001, retirándose del negocio de consolas y dedicándose completamente al desarrollo de software.

El Dreamcast fue la primera consola casera en implementar varias de las tendencias actuales, como el uso de componentes previamente ya hechos, los cuales costaban menos, de igual forma, contaba con un módem dentro, con el cual fue posible el soporte de internet.

El Dreamcast fue el futuro en muchos sentidos, pero, como muchos innovadores tecnológicos a lo largo de la historia, tenía las ideas correctas en el momento equivocado. Sin embargo, sus mejores momentos viven: en las carreras de los grandes diseñadores de SEGA, en el legado de Shenmue, en los recuerdos de los jugadores que descubrieron por primera vez la emoción de las simulaciones de taxi, los simuladores de graffiti y los juegos de acción de ritmo de maracas. Pero para 2001, el sueño había terminado efectivamente.

No había nada más allá afuera como Dreamcast. En muchos sentidos, todavía no existe.