El Mañana

jueves, 12 de diciembre de 2019

Nuevo Laredo 31 julio, 2019

Hoy, el juicio por el caso Domínguez

Pasó ya un año y cuatro meses de que los seis involucrados fueran presos en distintos penales del país

El juicio se llevará a cabo en la Sala de Audiencia de Juicio Oral “B” -a un lado del Centro de Ejecución de Sanciones de Nuevo Laredo. FOTO: ARCHIVO

4200

Por Redacción

Hoy, a partir de las 11:00 de la mañana en la Sala de Audiencia de Juicio Oral “B” -a un lado del Centro de Ejecución de Sanciones de Nuevo Laredo-, se llevará a cabo el juicio contra los seis implicados en el caso de la muerte del comunicador Carlos Domínguez en esta frontera, uno de ellos ya fallecido.

Pasó ya un año y cuatro meses de que los seis involucrados fueran presos en distintos penales del país, uno de ellos, Gabriel “N”, quien pereció por complicaciones de salud, luego de que se retrasara el permiso para que recibiera atención médica oportuna.

Carlos Domínguez murió a puñaladas el 13 de enero del 2018 cuando viajaba con su nuera y nietos a bordo de su automóvil cerca del crucero de Morelos y Venezuela. Las investigaciones iniciaron y duraron sólo un mes.
Se detuvo por este caso a Rodolfo “N”, quien es tío del expresidente municipal, Carlos Canturosas. También a tres periodistas neolaredenses, Luis “N”, Jesús “N” y Gabriel “N” (QEPD).

Otros dos sospechosos son Adrián “N” y David “N”, quienes fueron capturados al interior del país y aseguran nunca haber pisado Nuevo Laredo.

De acuerdo con las declaraciones de las autoridades estatales, las investigaciones se basaron en un testigo protegido, Juan Carlos Yáñez Osornio, quien se considera “santero” o “brujo” y es un exconvicto por el delito de secuestro, quien habría cobrado una recompensa de 2 millones de pesos.

El otro testigo que tiene el gobierno del Estado es Rosa, nuera del occiso, quien rindió varias declaraciones a la Procuraduría cayendo en contradicciones, dando una versión diferente en cada una de ellas.

Desde el día de la muerte de su padre, Carlos Domínguez Jr. ha sido tajante en señalar a los detenidos como culpables; sin embargo, un hermano suyo acudió hasta la redacción de El Mañana y señaló que su consanguíneo recibe dinero del gobierno del Estado por señalar a los acusados cada vez que fuera necesario.

Hoy, familiares de los presos esperan un resultado favorable.