El Mañana

miércoles, 26 de junio de 2019

Laredo Texas 22 mayo, 2019

Intenta agente de BP estrangular a esposa

Se trata del oficial Héctor Guerrero, detenido en una colonia sobre la carretera 359, cerca del Complejo de Actividades Deportivas y Estudiantiles de UISD

4200

Por Redacción

Un agente de la Patrulla Fronteriza fue detenido porque fuera de su horario de trabajo, al amanecer del domingo golpeó y estrangulaba a su mujer en un domicilio al este de Laredo, la agencia federal dijo en comunicado que se trata de un elemento en su momento de civil fuera de labores, pero que no harán declaración alguna, por ser política de la agencia, no opinar en casos bajo investigación o en proceso.

Se trata de Héctor Guerrero, de 31 años, quien a las 06:55 de la mañana del domingo fue arrestado -se omite el domicilio, por ser el de la víctima- en una colonia sobre la carretera 359, en las cercanías del Complejo de Actividades Deportivas y Estudiantiles de UISD.

Según la Policía de Laredo, Guerrero fue detenido por asalto familiar con impedimento de respiración, la Patrulla Fronteriza lo confirma diciendo que fue Ataque Físico dentro de Violencia Intra Familiar.

El comunicado de Patrulla Fronteriza a través de su vocera local, Sara Meléndez, confirma la detención.

“Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) no externa comentarios en casos que están en proceso o bajo investigación, como tampoco impide el trabajo de las agencias de la ley, encargada de ellos.
“CBP enfatiza integridad y honor en cada aspecto de nuestra misión, la vasta mayoría de los agentes y oficiales siguen el ejemplo de nuestros valores centrales, desarrollan sus responsabilidades con integridad y son muy dedicados a llevar a cabo su trabajo de dar seguridad a la gente estadounidense y a nuestras fronteras, mientras que a la vez facilitan y dan acceso al legal tránsito de mercancías y viajes de personas”, dijo el comunicado.

CASOS SEVEROS DE AGENTES

Agentes de la Patrulla Fronteriza se han visto involucrados en casos graves, dos de ellos en homicidios: los supervisores Ronal Anthony Burgos Avilés (asesinato de mujer y bebé el 8 de abril de 2018) y Juan David Ortíz (asesino serial de cuatro sexo servidoras, crímenes en septiembre pasado).

Pero el también elemento de esa agencia, David Villarreal, de 32 años, quien se entregó a la Policía Municipal, el 5 de abril del año pasado, fue acusado el 26 de marzo, de abuso sexual (sería violación porque el acto se supone que fue bajo amenazas, no consensuado), por parte de una dama mexicana de 30 años.

El 26 de marzo, la mujer encontró en la vía pública a dos patrulleros y denunció que David Villarreal, agente federal, le estuvo exigiendo favores sexuales.

La Unidad de Investigaciones Especiales (SIU) de la Policía de Laredo, se hizo cargo de la investigación, reunió pruebas, evidencia y presentó a la fiscalía de distrito obteniendo del juez de la corte de distrito, número 406, Oscar J. Hale, la orden de aprehensión por las tres acusaciones.

El juez le fijó fianza de 125 mil dólares.
Se sabe que Villarreal conoció a la mujer, sabiendo de su condición de extranjera, exigió trato carnal, cohabitando varias veces, hasta que la mujer se decidió a acusarlo.

El 25 de abril del año pasado, el agente federal Luis Enrique Aranda, de 24 años, fue detenido por el robo de un equipo de visión nocturna, valuado en 2 mil 700 dólares, propiedad de la agencia federal.

Aranda acababa de ser transferido de la Patrulla Fronteriza en el Sector Laredo, a la base en Del Río, Texas.

Fue marzo, cuando pidió su cambio o le movieron a otra ciudad, por orden superior.

Pero al serle requerido todo el equipo que se le proporcionó para su desempeño aquí en Laredo, Aranda dijo que alguien le robó sus lentes electrónicos o equipo de visión nocturna, resultó que él lo había empeñado en un negocio del ramo, en la esquina de bulevar International y avenida McPherson.

Los documentos de la casa de empeño están a su nombre, por ello ahora le arrestaron en Del Río Texas y es muy probable que sea cesado de la corporación.

Está bajo investigación la muerte de una guatemalteca de 20 años de edad, de un balazo en la cabeza, en la cuadra 18 de la calle Centeno, en el poblado de Río Bravo, Texas, ocurrido el miércoles 23 de mayo, del año pasado, un agente vestido en color verde, disparó o se le disparó el arma y la mató.

La identidad del federal responsable, no se ha dado a conocer, ni tampoco se ha terminado la investigación de las agencias federales y estatales.