El Mañana

lunes, 25 de marzo de 2019

Estado 24 marzo, 2019

Intoxica empresa a cadetes y vuelven a contratarla

Pese a sanción en 2 ocasiones regresan a dar el servicio

4200

Por EL MAÑANA DE REYNOSA

La empresa dedicada a la rama de alimentos que resultó responsable de la intoxicación de 99 alumnos de la Escuela Náutica Mercante de Tampico vuelve a prestar el servicio de comidas, pero ahora con otra razón social, por lo que la autoridad Sanitaria permanecerá vigilante de que se proporcionen los alimentos en buen estado.

De acuerdo con lo informado por el jefe de la Jurisdicción Sanitaria Número 2 de Tampico y Madero, Juan Jesús Mena Méndez, al reunirse con su homólogo del norte de Veracruz, Daniel Eduardo Ángel, dijo que estarán vigilantes en el desempeño de la empresa, pues ellos no pueden interferir para cancelar el servicio, ya que es de carácter federal.

La empresa recibía el nombre de “Comercializadora y Promotora Juárez” y ahora ha cambiado su razón social a “JD Abarrotes y Perecederos”. Esta misma empresa reapareció en el puerto de Mazatlán, pese a también haber perdido el contrato en esa Náutica.

El 11 de agosto del 2015, un total de 99 estudiantes de la Escuela Náutica Mercante de Tampico, resultaron con intoxicación, de los cuales a 43 se vio la necesidad de trasladarlos a varios hospitales de la zona para salvarles la vida.

Después de varios días, la Coepris constató que se trataba de ingesta de alimentos en mal estado, por lo que se le revocó el contrato a la empresa, pues en abril del 2012, de igual forma, 32 estudiantes habrían resultado con intoxicación a causa del consumo de alimentos en mal estado.

Mena Méndez señaló que “es un ente federal allí y pues es muy hermética, pero sí sabemos que fueron atendidos los estudiantes, unos fueron llevados a clínicas particulares y otros al Seguro Social”.

Mencionó que en caso de que hayan renovado el contrato, ya sea con otra razón social o bien con la misma, tendrá Coepris qué estar al pendiente de que se suministren alimentos en buena calidad.

Precisó por último que es la autoridad Naval la que decide si les continúan dando el contrato o no, pese a que haya dos antecedentes de intoxicación.