El Mañana

viernes, 19 de abril de 2019

Seguridad 17 abril, 2019

Investiga Fiscalía la muerte de periodista

El periodista fue llevado al hospital, sin equipo de auxilio, y una hora después de pedirse ayuda

Cortesía

4200

Por Redacción

Nuevo Laredo.- La Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas, a través del Ministerio Público, inició una carpeta de investigación por la probable negligencia en torno a la muerte del periodista Gabriel Garza Flores, en la que la principal acusada es Olga Nohemí Carrizales Hernández, encargada del Despacho de la Subsecretaría de Ejecución de Sanciones y Reinserción Social en Tamaulipas.

Gabriel Garza Flores, detenido hace más de un año por presuntos vínculos con el asesinato de Carlos Domínguez, se enfermó la mañana del domingo y se presume que por órdenes de Carrizales Hernández, no se permitió el acceso a paramédicos en tiempo y forma.

Más de una hora después, se le trasladó en una camioneta tipo van, esto pese a que afuera del penal estaba una ambulancia de Protección Civil que llegó con inmediatez a raíz del reporte, muriendo en el Hospital General minutos después de su ingreso, por un paro cardiaco.

La Policía Investigadora de la FGJT, dentro de la carpeta de investigación iniciada por la muerte del periodista Garza Flores, ya tomaron declaraciones a los familiares -que estaban con Gabriel Garza Flores, el domingo-, personal del penal, médicos, enfermeras y paramédicos.

Para tener evidencias en torno a los hechos, se realizó la necropsia al cuerpo del periodista, para establecer la probable responsabilidad de algún funcionario, principalmente la actual directora de los penales de Tamaulipas, Nohemí Carrizales Hernández, a quien se atribuye el negar acceso a paramédicos, además de no contar con médico en el reclusorio local.

Las autoridades también tomaron fotografías y realizaron una inspección a la camioneta van, en la que Gabriel Garza fue trasladado al Hospital General, en lugar de utilizar la ambulancia, que tenía más de una hora estacionada afuera del penal en espera de transportar al periodista a un hospital.

Esta unidad, usada para traslado de reos, no cuenta con ninguna medida de auxilio para atender urgencias.

Además, Garza Flores iba sentado en una silla de ruedas, ya inconsciente y aun así, las autoridades estatales del Cedes no autorizaron se le trasladara en la ambulancia de Protección Civil.

Personal médico del Hospital General ha señalado que el transportar en una van al periodista, fue un acto de negligencia que pudo haber derivado en su muerte.