El Mañana

jueves, 18 de julio de 2019

Laredo Texas 10 julio, 2019

Investigan posible crimen

Fue reportado como un accidente de tráfico, pero las lesiones que sufrió no concuerdan con las que pudo haber sufrido al impacto contra un objeto fijo

4200

Por Redacción

LAREDO, TX.- La Policía de Laredo y la médico forense del Condado de Webb investigan el caso de un muerto que podría haber sido asesinado a golpes y luego su agresor aparentó un choque vehicular contra barricada de cemento. Los golpes del fallecido no concuerdan con los que pudo haber sufrido al impacto contra el objeto fijo.

El lunes 1 de julio, a las 10:49 de la noche, la Policía fue llamada a un accidente en la cuadra 4 oeste de la calle Locust, barrio Siete Viejo, frente al parque techado de la ciudad, en la región central de Laredo, reportaron un carro Pontiac Gran Am, color verde oscuro, estrellado contra un poste de conceto o pilar de cemento.
En el asiento del copiloto fue encontrado Samuel Hernández, quien tenía 52 años, estaba sin sentido y lucía muy lesionado o golpeado, fue trasladado a un hospital y cinco días después, el sábado 6 de julio, murió en el nosocomio, debido a las heridas que presentaba.

“Las señas de impactos contundentes, de primera impresión, no corresponden al choque, se investiga a Alfonso Salinas, de 50 años, como persona de interés en este caso, la médico forense Corine Stern determinará si la muerte de Hernández fue producto del choque o de una golpiza que testigos aseguraron Alfonso Salinas le propinó a Hernández, en hechos ocurridos en la cuadra 32 oeste de la avenida San Francisco, en el mismo barrio”, dijo ayer Joe Baeza, detective de la Policía de Laredo.

Se supone que Salinas arrastró a Hernández hasta el asiento del copiloto del carro Pontiac, lo subió y arrancó con él, sólo para estrellarlo en la cuadra 4 de Locust, contra la barricada de concreto, frente al Inner City Park.

El lesionado estaba sumamente golpeado, parece que el choque no le provocó tales impactos, pudiera tratarse de una simulación de Salinas, para aparentar una muerte accidental.

Esa noche, Salinas atacó a golpes a Hernández, a decir de testigos, luego, a rastras, lo subió al auto y se marchó con el desmayado sujeto.

Tras el choque a cuatro cuadras de donde lo golpeó, Salinas abandonó el auto, se marchó.

De momento enfrenta cargos de ataque agravado causando serias lesiones corporales, por la golpiza a Hernández, pero pudiera convertirse en algo más serio, dada la muerte del mencionado lesionado.