El Mañana

martes, 16 de julio de 2019

Global 6 julio, 2019

Japón reanuda la caza de ballenas tras 30 años de prohibición

El gobierno levantó la veda luego de abandonar la Comisión Ballenera Internacional

4200

Por Anónimo

La Agencia de Pesca e industrias pesqueras de Japón confirmó este lunes la caza de dos ballenas, lo que terminó de manera oficial con la veda impuesta hace un poco más de tres décadas en sus aguas soberanas.

Esta acción llega seis meses después de que Japón abandonara oficialmente la Comisión Ballenera Internacional (CBI) y anunciara su intención de reanudar con la pesca de esta especie en peligro de extinción.

En un evento oficial, autoridades niponas y representantes de pescadores celebraron el fin de la veda y defendieron el derecho de su país a cazar ballenas.

“Hoy es el día más hermoso. Pudimos atrapar una ballena grande. Va a estar deliciosa. Valió la pena esperar 31 años”, celebró Yoshifumi Kai, presidente de una asociación de pescadores. De acuerdo con AFP, el ejemplar tenía un poco más de 8 metros de largo.

“Es una industria pequeña, pero estoy orgulloso de cazar ballenas. La práctica existe desde hace más de 400 años en mi ciudad”, agregó.

Defiende Japón derecho a cazar ballenas

Por su parte, un funcionario del Ministerio de Agricultura, Bosques y Pesca local señaló a la agencia de noticias que su país tiene todo el derecho de cazar ballenas, siempre que lo haga con ciertos lineamientos que aseguren su preservación.

“Consideramos que las ballenas son recursos marinos como los peces y que pueden utilizarse siguiendo criterios científicos”.
Recomendamos: Preparan ley para prohibir corridas de toros a nivel nacional

Además, destacó que se ha determinado una cuota de ejemplares a cazar durante esta temporada, la cual seguirán de manera estricta a fin de no perjudicar a la especies”.

Caza de ballenas divide a sociedad japonesa

La pesca de ballenas divide opiniones en la sociedad japonesa, con algunas personas defendiendo la vieja tradición que se remonta a varios meses atrás, mientras que otros lo consideran una actividad arcaica e innecesaria.

Un experto en conservación del Fondo Internacional para el Bienestar Animal (IFAW) señaló que la industria ballenera concentra sólo unos cientos de trabajadores que podrían dedicarse a otras actividades pesqueras, por lo que la caza de esta especia “se hundirá rápidamente”.

Por su parte, una hablante del norte de Japón declaró: “Nos daban [carne de ballena] en la cantina cuando era pequeña, pero no creo que vaya a comerla de nuevo. Creo que Japón debería tomar sus decisiones teniendo en cuenta al resto del mundo, que dice que eso no está bien”.