El Mañana

miércoles, 20 de noviembre de 2019

Global EUA 10 agosto, 2019

Jeffrey Epstein se suicida en su celda

El millonario estadounidense, que estaba a la espera de juicio imputado por explotación sexual de menores, ya intentó quitarse la vida hace dos semanas en prisión

4200

Por El País

Jeffrey Epstein, el multimillonario estadounidense acusado de haber dirigido durante años una trama pedófila para explotar sexualmente a menores, se ha suicidado en su celda de una cárcel de Nueva York. Hace apenas dos semanas, Epstein, de 66 años, fue hallado inconsciente cuando intentó quitarse la vida, propósito que ha logrado este sábado. Según The New York Times, Epstein, que se enfrentaba a una pena de hasta 45 años de cárcel, ha sido encontrado a las 7.30 de la mañana ahorcado.

El financiero neoyorquino estaba internado en la misma prisión de alta seguridad en la que estuvo recluido durante más de dos años el narcotraficante mexicano Joaquín El Chapo Guzmán, el Centro Correccional Metropolitano de Nueva York. Según ABC News, Epstein estaba bajo vigilancia especial por riesgo de suicidio. Durante una reciente vista en un juzgado, los abogados de Epstein advirtieron al juez que supervisa el caso de que su cliente había recibido amenazas y que temía por su seguridad. El magistrado negó la libertad bajo fianza hasta la celebración del juicio. Según argumentó, Epstein representaba un peligro para la comunidad, además de existir elevado riesgo de fuga.

En medio de la confusión por el incidente del pasado julio, cuando Epstein fue encontrado semiinconsciente en su celda, Lisa Bloom, una abogada que representa a varias víctimas del multimillonario, dejó claro en las redes sociales que sus clientes “no desean el suicidio” a nadie, “ni siquiera a un depredador reincidente que ha engañado y herido a tantas mujeres”. Bloom deseó que Epstein siguiera con vida hasta el inicio del juicio para que “se enfrente a la justicia y a la responsabilidad por todo lo que hizo”.

Epstein era amigo de los presidentes de EEUU Donald Trump y Bill Clinton, pero en el momento en que el multimillonario fue acusado de reclutar a niñas para actos sexuales, ambos líderes políticos trataron de alejarse de él. Trump, que hace años se refirió a él como “un tipo estupendo”, ahora sostenía que “no era admirador” del imputado. Clinton, por su parte, que utilizó el avión de Epstein una veintena de veces en relación con el trabajo de la Fundación Clinton, se desvinculó en un comunicado del millonario.