El Mañana

jueves, 19 de septiembre de 2019

Nuevo Laredo 18 agosto, 2019

La canícula causa ¡cien apagones!

La sobrecarga a las instalaciones en hogares y negocios provoca 60 incidentes, de los que 15 han derivado en incendios, la mayoría de grandes proporciones

El de Dulcerama, uno de los incendios causados por la sobrecarga eléctrica. FOTO: JUAN DE LA CRUZ / EL MAÑANA

4200

Por ALMA PIÑA

Las altas temperaturas han derivado en al menos 100 apagones en lo que va de la canícula, mismo lapso en que Protección Civil y Bomberos ha atendido 60 llamadas por fallas eléctricas en hogares y negocios, de los cuales 15 han derivado en incendios.

La semana pasada una dulcería, un restaurante de hamburguesas de cadena y una tienda de conveniencia sufrieron pérdidas casi totales, luego de que un cortocircuito inició el fuego que consumió los negocios, dos de ellos en el área de Infonavit y Concordia.

Los domicilios también son blanco tanto de apagones como incendios o conatos derivados de cortocircuitos, situación que es atribuida a la sobrecarga de aparatos refrigerantes que tienen mucha demanda en temporada de calor.

“Todo esto es debido a la alta exigencia que se da a aparatos refrigerantes como aires acondicionados, refrigeradores y congeladores que producen este tipo de cortos, además de una falta de mantenimiento a los dispositivos que sobrecargan las cajas de térmicos”, explicó Omar Enríquez, titular de Protección Civil y Bomberos.

Según los testimonios de los afectados por constantes apagones, el común denominador de los momentos en que se ve interrumpido el servicio de electricidad, es cuando la mayoría de las personas se encuentran en casa descansando y por las altas temperaturas, prenden el aire acondicionado, lo que deriva en una demanda muy fuerte y eventual sobrecarga.

“No ha habido domingo que no se nos vaya la luz, siempre los domingos en la tarde, cuando todo mundo está en su casa con el airecito, hasta cambiaron el transformador, pero al día siguiente tronó y nos volvimos a quedar sin luz”, expresó Irma Domínguez, residente del primer sector de Infonavit.