El Mañana de Nuevo Laredo

12 julio, 2020

La escuela, como era antes, tiende a desaparecer


Foto Cortesía / Archivo personal de la profesora Juana Elia Puente.


El Covid-19 afectará la educación pública en los sectores más desprotegidos de la población, asegura la catedrática de la UAT

Por Daniel Rosas


Compartir esta publicación

El Covid-19 causó un daño a la educación pública y principalmente a los niños en sectores más desprotegidos, sin acceso a tecnología, aseguró la maestra Juana Elia Puente, catedrática de la Universidad Autónoma de Tamaulipas y con amplia experiencia en educación en la frontera.

“Los maestros deberemos cambiar, pedir y aceptar apoyo de la familia en la nueva forma de enseñar a partir de septiembre”, dijo la maestra Puente, quien ha impartido clases de comprensión de lectura y análisis de información usando como herramienta el periódico.

“La consecuencia del cierre presencial en escuelas debido al coronavirus afecta mucho más a los alumnos de educación pública, quienes están más desamparados y desprovistos en sus hogares de los recursos tecnológicos”, afirmó.

La comprensión lectora y las matemáticas serán las áreas que carguen la peor parte, afirmó.

 GENERACIÓN 1974 DE LA ESCUELA DONACIANO ECHEVERRIA

“La mayor desgracia de esta clausura será que el máximo catalizador social y único igualador humano de la niñez: “La Escuela” tiende a desaparecer; ese sacrosanto lugar donde se aprende a convivir, socializar, responsabilizarse, etc”, afirmó la profesora, quien ha impartido enseñanza en varias escuelas de la localidad.

“Definitivamente la enseñanza de aquí para adelante será online y requerirá más esfuerzo de los maestros y apoyarse con los colegas mentores, colaborar en equipo y no atenerse al gobierno sino innovar, crear”

“La gran pérdida de esta crisis en el proceso de enseñanza-aprendizaje es la falta de contacto humano, del afecto y cariño por y entre los niños y maestros”, expresó.

Consideró que habrá problemas, como por ejemplo, para evaluar a los alumnos sin tenerlos frente a frente.

“Tendremos que ser creativos con nuevos formatos de evaluación y tratar de no perder el dar apoyo emocional, motivacional”, dijo.

“Existe una gran esperanza en la creatividad de los maestros, que aun en las redes o en línea, los alumnos sigan aprendiendo en casa y redoblando esfuerzo, así como los mentores logrando sostener la comunicación e interés de los educandos.

“Seguramente en septiembre llegarán niños entusiasmados pues aprendieron con apoyo de sus familiares”, dijo.

“El chiste será reforzar a los que no tuvieron esa oportunidad y no estigmatizarlos de tontos, sino mitigar la brecha”, dijo.

“El coste social de esta interrupción es innegable. China, cuna de la epidemia, apostó de inmediato por una educación masiva y subió una plataforma gratuita que permite que 50 millones de estudiantes se conecten a la vez y repito, apostarle a la educación es lo que todos los gobiernos debieran hacer, como única fábrica igualadora social”, dijo.

“Esta nueva forma de educación requiere cooperación entre lo público y lo privado”, dijo.

Por ejemplo, con Laredo Texas, tiene que involucrarse invitando a las empresas afincadas en la frontera para comprometerse a conciencia.

¿Los reconoce?

Foto del recuerdo tomada en 1974 en la escuela Donaciano Echeverría, con la profesora Juana Elia Puente.

1 Servando Arriaga

2 Flavo Barraza

3 Apolinar Hernández

4 Cavazos

5 Armando

6 Ernesto Victorino

7 Cedillo Navarro

8 Alvaro Guel

9 Valderrama Valdemar Pedraza

10 Antonio Briseño

11 Reynaldo borrego

12 Pablo Chávez

13 Becerra

14 Jesús Colunga

15 José Carmona

16 Juan Lara

17 Pruneda

Maestra Juana Elia Puente

18 Sabás López

19 Héctor Arriaga

20 Goyito Silos

21 Francisco Villanueva

Normando

Villablanco

Eddy


Compartir esta publicación

Más noticias