El Mañana

lunes, 16 de septiembre de 2019

La tarde 9 julio, 2019

La mejor arma es mejor colgar

La mejor arma es mejor colgar

4200

Por Anónimo

LAREDO, TX.- No dar nunca información personal, colgar la llamada telefónica si dicen ser policías o autoridad alguna y solicitar una entrevista en persona con la agencia que dicen pertenecer.
La Policía de Laredo, Departamento del Sheriff del Condado de Webb, las Cortes Federal, de Distrito, de Leyes del Condado o Municipal, ni el FBI, el IRS, nadie cobra por teléfono ni exige les sean enviados montos de dinero a ciertas cuentas bancarias, ni nada por el estilo.
Emanuel Díaz, vocero de Policía de Laredo, dijo que son en todo momento o por temporadas, cuando arrecian las llamadas extorsionadoras o defraudadoras de este tipo.
“Evite convertirse en víctima de una estafa, cuelgue y llámenos, no dé ningún dato personal, ni número cuentas bancarias, ni clave de Seguro Social, ni domicilio personal, ni fecha de nacimiento, nadie le pregunta eso, tampoco lo códigos o números secretos, ni preguntas sobre otros datos más personales”, dijo el policía municipal.

NI SON DE LA POLICÍA
Incluso los delincuentes se valen de argucias tecnológicas, hacen pasar el número telefónico desde el cual están llamando como si fuera uno de las corporaciones ya citadas, entonces eso da más confianza a la víctima al residente que al azar ha sido elegido para extorsionarlo o defraudarlo.
“Aparece en los aparatos identificadores de llamadas de la gente, el número (956) 795-2800 de la Policía de Laredo, donde a las víctimas les ordenan que depositen a cierta cuenta bancara de la corporación, incluso que compren tarjetas monetarias de regalo, para que luego les transfieran los códigos o series de las mismas tarjetas plásticas y ellos, a distancia poder cobrar el dinero que depositaron en las mismas.

YA HA HABIDO CASOS
En Laredo han ocurrido casos de varios miles de dólares que exigen los extorsionadores que se hacen pasar como policías, amenazando a las familias con ir a sus casas a arrestarlo, acusados de delitos graves, como lavado de dinero o de infracciones no pagadas, acumulando miles de dólares.
A una mujer le llamaron tres veces en solo minutos; primero desde una línea desconocida, luego de un número fuera del estado y en tercer turno, apareció en el aparato identificador de la dama, el (956) 795-2800, correspondiente a la Policía local, donde le insistían sobre adeudo o pago de 5 mil dólares.
Díaz pidió a la ciudadanía a que les llamen a ellos al (956) 795-2800, si han sido víctimas de este tipo de extorsión.