El Mañana

viernes, 20 de septiembre de 2019

Global EUA 5 septiembre, 2019

La misteriosa desaparición de ‘El Chapo’

Poco se sabe de la misteriosa desaparición de "El Chapo" antes de que fuera trasladado a la ADX Florence; las autoridades se niegan a dar explicaciones

4200

Por Diario de Juárez

Estados Unidos.- A más de un mes de que Joaquín “El Chapo” Guzmán fuera sentenciado a cadena perpetua más 30 años de prisión, poco se ha hablado de su misteriosa “desaparición” de dos días antes de ser trasladado a la cárcel de máxima seguridad Supermax o ADX Florence de Colorado, donde actualmente se encuentra.

Los registros nos dicen esto: el martes 16 de julio, el exlíder del Cártel de Sinaloa fue llevado a la Corte del Ditristo Este de Brooklyn, donde a primera hora del día siguiente escucharía la sentencia en su contra.

El día siguiente, pasadas las 10:30 de la mañana, la audiencia había terminado: “El Chapo” recibía su sentencia dictada por el juez Brian Cogan, quien además recomendó que el exnarcotraficante fuera recluido por 60 días en su celda del Centro Correccional Metropolitano en Manhattan, donde hasta entonces había estado. 

Sin embargo, eso no sucedió, pues antes del mediodía del miércoles 17 de julio, Guzmán Loera había “desaparecido”, ni siquiera sus abogados conocían su paradero. 

La incógnita se mantuvo durante dos días. Ni siquiera las autoridades han explicado qué fue lo que sucedió realmente en ese lapso.

Se especula que la razón fue que la Oficina de Prisiones (BOP, por sus siglas en inglés), buscaba mantener en secreto el proceso del traslado del sinaloense, pues dados sus antecedentes en fugas temían que, de difundir la información, este se escapara nuevamente.

Un día después de que “El Chapo” se “esfumara”, su abogado dijo al The New York Times que sospechaba que su cliente se encontraba en la ADX Florence, también conocida como Supermax o “el Alcatraz de las Rocosas”, donde tendría que cumplir su condena.

Sin embargo, no fue sino hasta el viernes 19 de julio que dicho dato fue confirmado: ese día las autoridades de BOP reportaron que Joaquín Guzmán había ingresado a la cárcel de Colorado, una de las más seguras y herméticas de Estados Unidos.

Pero lo que sucedió durante esos dos días permanece en incógnita para los abogados del capo. El personal de la prisión de Manhattan, donde había estado “El Chapo” antes de recibir su condena, se limitó a notificarle que su cliente ya no era custodiado por ellos y que desconocían más información al respecto.

Aquello tiene sentido si pensamos que se trataba de información clasificada. Incluso el New York Times intentó indagar sobre el paradero del exnarcotraficante, pero recibieron un rotundo silencio por parte de portavoces de BOP: no revelarían dónde estaba “el Chapo” hasta que estuviera en su nuevo hogar, la “Supermax”.

No obstante, el medio neoyorquino consiguió algunos datos que arrojan ciertas pistas sobre lo que sucedió durante esos dos días; descubrieron que el avión de una empresa que presta servicios a autoridades del gobierno estadounidense despegó del aeropuerto de La Guardia, en NuevaYork, a las 3:37 horas de la madrugada del jueves para aterrizar tres horas y media después en Pueblo, Colorado, cerca de la cárcel que recibiría al capo sinaloense.

Dica empresa también contaría con instalaciones donde el exlíder del Cártel de Sinaloa pudo haber dormido en tanto se efectuaba su traslado, pero esta información ya no pudo ser confirmada por el New York Times.

Es decir, solo sabemos que Joaquín Guzmán fue recluido durante dos días en una ubicación desconocida hasta para sus propios abogados para ser trasladado sin percances a la ADX Florence.

Etiquetas Joaquín El Chapo Guzmán