El Mañana de Nuevo Laredo

31 octubre, 2020

La misteriosa tumba amarilla




El panteón Antiguo guarda muchas historias y una de ellas es la del sepulcro del santero Cipriano Tavares

Por Eddie de Alba


Compartir esta publicación

Caminar en medio de las tumbas del Panteón Municipal Antiguo de Nuevo Laredo, no sólo significa encontrarse con lápidas con años de antigüedad, pues el camposanto tiene actualmente 140 años de existencia, el cual abarca una rica historia, mitos y leyendas que descansan junto a los difuntos.

Entre las tumbas color blanco que abarcan el panteón, se encuentra una que resalta en gran manera por su color amarillo, con una cruz de Caravaca y una estrella atribuida a David, rey de Israel.

Se trata de la tumba de Cipriano Tavarez, quien según sus seguidores, en sus tiempos se dedicaba a la Santería, sin embargo, según cuentan no era cualquier brujo, es por ello que se diferencia sobre las demás tumbas.

Muchos lo consideran incluso como un maestro de las ciencias ocultas, por lo que cada año es visitado para realizar rituales que algunas personas practican para diferentes objetivos, entre ellos suerte y dinero.

Aunque de día es una tumba como cualquiera con un color particular, en ella se esconden artefactos que seguidores usan para realizar peticiones.

Hasta el momento se cuentan muchas historias relacionadas con Tavarez y sus supuestos poderes que han trascendido la misma muerte, incluso los trabajadores del panteón afirman que a altas horas de la noche se han visto mujeres desnudas realizando misteriosos rituales, acompañadas de diferentes objetos como velas, fotografías y muñecos vudús, que reafirman la gran devoción que le tienen al santero hasta el día de hoy.


Compartir esta publicación

Más noticias