El Mañana

martes, 18 de junio de 2019

Nuevo Laredo 7 junio, 2019

La operan de cáncer, pero estaba sana

Surgen nuevas acusaciones contra Eduardo Rodríguez Balderas, mientras sus pacientes organizan protesta afuera del Seguro Social

4200

Por EMMA TREVIÑO

“¡Me quitaron mi seno izquierdo y no tengo cáncer!”, acusó Alejandrina Fernández, una paciente más de Eduardo Rodríguez Balderas, quien denunció la presunta negligencia.

“¡No más abusos!”, “¡Ni uno más!”, “¡Fuera Rodríguez Balderas!”, es lo que exigieron con pancartas durante una manifestación pacífica al exterior del Seguro Social, familiares y amigos de los pacientes del médico que funge como oncólogo.

Alejandrina Fernández Cárcamo tiene 42 años. Acudió con Rodríguez Balderas, fue diagnosticada con cáncer de seno sin realizarle una biopsia; inicialmente le fue retirado un fragmento de su seno derecho, meses más tarde sin explicación alguna le quitan otra parte y en marzo del 2019, de nueva cuenta el presunto oncólogo la regresa con el cirujano y le amputaron todo su pecho izquierdo.

En un diagnóstico de otro médico se dictaminó que no tenía cáncer sino un tumor benigno que no ameritaba amputación ni administrarle las quimioterapias que Rodríguez Balderas pretendía.

“Afortunadamente no me puso la quimioterapia porque iba sola entonces, pero en ningún momento me dijeron que yo tenía cáncer. Al preguntarle por qué, que no sabía, me respondió de manera muy grosera y me dijo que lo que tenía no era una gripe, que era cáncer, esa fue la primera vez que lo supe, y sin estudio alguno me la quería aplicar, por lo que me fui a lo particular, porque en ninguna de las cirugías que me hicieron para quitarme el pecho me hicieron biopsia.

“¡No tengo cáncer… aquí traigo las pruebas!”, expresó con lágrimas en los ojos y la voz entrecortada.

Se presentó a hablar con el director y la única respuesta que obtuvo fue: “Y yo qué puedo hacer”.

“Esto es indignante, donde no puedes encontrar una respuesta y si él me hubiera puesto la quimioterapia sin tener ningún resultado de cáncer”, manifestó.

Alejandrina, como afectada, dijo que lo que pide al Estado y a la Federación es un médico que realmente le guste su profesión y les dé un trato digno a los pacientes.