El Mañana

jueves, 27 de junio de 2019

Nuevo Laredo 2 junio, 2019

Lamentan no construyan nuevos monumentos

Documentos históricos señalan que el mexicano derrotó al Ejército francés considerado el mejor del mundo de élite al mando de Charles Ferdinand Latrille

FOTOS: SANDRA JASSO/EL MAÑANA

4200

Por Sandra Jasso

Tenemos una plaza con el nombre de un general que no muchos conocen: Ignacio Zaragoza Seguín (1829-1862). No contamos en la ciudad con un monumento de nuestro héroe nacional y en Laredo, Texas, cruzando el puente lo tienen, de ahí la lucha del movimiento: Atentamente los monumentos, dijo Heriberto Galván Franco.

El licenciado en Filosofía detalló que es lamentable que en los últimos años nuestras autoridades se dediquen a mover monumentos que ya estaban ubicados, cuando se deberían construir algunos en bronce.

La plaza que lleva el nombre del militar que nació en la Bahía del Espíritu Santo, Texas, entonces una provincia mexicana, y luchó en la batalla del 5 de mayo de 1862, está ubicada en lo que era un sector residencial exclusivo en Paseo Colón y calle Nayarit, entre las avenidas Ocampo y Reynosa; cuenta con una placa montada en un soporte de concreto en la esquina sur oriente.

Otros documentos históricos señalan que el mexicano que derrotó al Ejército francés considerado el mejor del mundo de élite al mando de Charles Ferdinand Latrille, nació en 1828, así como el sitio donde se menciona que nació en Coahuila y Texas.

“Tenemos una plaza que se llama Ignacio Zaragoza, ¿quién fue él, qué hizo y por qué pasó a la historia nacional? Las nuevas generaciones la desconocen, el 5 de mayo fue General en Jefe del Ejército del Oriente”, señaló.

Hizo ver que aun sea una forma irónica de sensibilizar a los funcionarios en turno y población en general, es decir que nuestra localidad necesita una imagen urbana mejor.

“Me preocupan los monumentos y que encimen muchas cosas, estamos saturados de algunos héroes o personajes, como José María Morelos, Miguel Hidalgo, por mencionar algunos, otros los han trasladado de sus lugares donde estaban ubicados”, externó el excatedrático de algunas escuelas superiores.

Mencionó que es una ironía que el propio gobierno de México obsequiara el monumento del que fuera Ministro de Guerra en 1861, a la vecina ciudad de Laredo, Texas, el 5 de mayo de 1980, como testimonio de la sincera amistad cuando fuera presidente de la República Mexicana, José López Portillo, cuando en nuestra ciudad no tenemos una.

“Tiene una placa de una remodelación que hicieron, apenas visible, en la administración 2005-2007 con los nombres del honorable cabildo, hoy en día está descuidada”, indicó.

A diferencia de las que se encuentran en Texas, lleva los nombres del secretario de Relaciones Exteriores, el licenciado Jorge Castañeda; Alfredo Toxqui Fernández de Lara, gobernador del Estado de Puebla; Humberto Zamora Treviño cónsul general de México.

Aldo Tatangelo, alcalde de Laredo, Texas; Ramiro Sánchez, de la Comisión de Preservación Histórica de la Villa de San Agustín de Laredo.

La plaza que hace algunos años se le agregaron juegos en sus áreas verdes por decisión de un alcalde y algunos otros espacios que consideró pulverizan con autoridad, quitan, ponen y destruyen lo que realizó su antecesor, sin dar en ocasiones mantenimiento.

En la vecina ciudad al pie del monumento está grabada una frase célebre del militar que con sólo 17 años participó en la guerra México-Estados Unidos en 1846-1848: “Mexicanos, los hijos de esta generación nacimos libres y así nos conservaremos o moriremos en la demanda”.

Existe una segunda placa conmemorativa al bicentenario de la Independencia y centenario de la Revolución Mexicana que fuera develada en septiembre del 2010 como muestra de la amistad que une a México con la ciudad de Laredo, Texas, por el gobierno federal y el Secretaría de Relaciones Exteriores.

Otra frase célebre de Zaragoza fue: “Nuestros enemigos son los primeros soldados del mundo, pero vosotros sois los primeros hijos de México. Soldados leo en vuestra frente la victoria”.

El militar mexicano murió a los 33 años en Puebla de Zaragoza, el 8 de septiembre de 1862, fue un hombre que luchó contra la dictadura de Santa Anna y apoyó a Benito Juárez durante la Guerra de Reforma (1858-1960), contribuyó para que fuera decisiva la victoria de los liberales, sus restos reposan en el panteón de San Fernando.

“¿Qué no merece ser honrado como héroe nacional con un monumento en nuestra ciudad? Pienso que sí debería tener uno nuestra ciudad”, finalizó Galván Franco.

Una de las placas de la plaza Zaragoza en Nuevo Laredo, está ubicada en el extremo sur oriente.

Además de una fuente que está incompleta, se ha colocado un reloj floral en la plaza Zaragoza, pero no cuenta con un monumento, indicó Heriberto Galván Franco.

Placa conmemorativa al bicentenario de la Guerra de Independencia y centenario de la Revolución Mexicana en el 2010 en Laredo, Texas.

“Nuestros enemigos son los primeros soldados del mundo, pero vosotros sois los primeros hijos de México. Soldados leo en vuestra frente la victoria”: General de División Ignacio Zaragoza Seguín (1829-1862).Monumento General Ignacio Zaragoza Seguín en Laredo, Texas, en la plaza que lleva su nombre.