El Mañana

domingo, 26 de mayo de 2019

Laredo Texas 14 marzo, 2019

Laredo, preparado para el mal clima

Certificar por tercera vez a esta ciudad como “Comunidad preparada para tormentas”

John Metz, del Servicio Nacional del Clima, certificó a Laredo como la única ciudad en la frontera de Texas preparada contra el mal clima. FOTO: MAURICIO BELLOC / EL MAÑANA

4200

Por Mauricio Belloc

LAREDO, TX.- Son 12 eventos climatológicos serios o peligrosos los que se esperan y pronostican cada año en Estados Unidos, seis de ellos serán huracanes y de los cuales dos serán devastadores, la otra media docena de meteoros son considerados no grandes, como tornados, ciclones, tormentas, depresiones y otros.

De todos estos 12, Laredo puede tener remanencias de dos o tres, como lluvias fuertes, tormentas o tornados, tal y como la última que ocurrió en mayo del 2017, que principalmente afectó construcciones en el área de Las Minas y bulevar Del Mar.

John Metz, reconocido meteorólogo del Servicio Nacional del Clima, con 27 años de servicio en Texas, en la base del NWS en la ciudad puerto marítimo de Corpus Christi, estuvo en Laredo ayer, para certificar por tercera vez a esta ciudad como “Comunidad preparada para tormentas”.

Laredo es ciudad privilegiada por estar más arriba que McAllen o Brownsville, estas dos últimas ciudades por estar cerca del golfo, son más perjudicadas por los fenómenos naturales de cada año.

Mientras que Eagle Pass (Piedras Negras) y Del Río (Ciudad Acuña) han sufrido varios tornados severos, con daños muy considerables, en mucho basado en fenómenos que se conjugan como lluvias fuertes provenientes aguas arriba del río Grande o Bravo, en zonas de las montañas rocallosas o de las altitudes de esa zona, que chocan con meteoros que vienen del Golfo de México, ambos fenómenos de los cuales Laredo ha corrido con suerte o ha sido muy afortunado.

Laredo es la única ciudad de la frontera de Texas con México, certificada por el gobierno estatal como una “Comunidad preparada para la tormenta”, dijo Metz, meteorólogo coordinador de Peligros, del Servicio Nacional del Clima, con base regional en Corpus Christi, Texas.

MAYO, MES CLAVE
En mayo comienza el tiempo de tornados o pequeños meteoros, que pudieran pegar en la ciudad.

Pero el tiempo de huracanes o fenómenos mayores es entre el 1 de junio y el 31 de octubre; de 12 eventos, seis serán categoría huracán, con dos muy fuertes de muertos y daños severos, los demás serán ciclones tropicales, tormentas tropicales o depresiones tropicales, con precipitaciones severas y fuertes vientos.

Pero es hasta finales de mayo, cuando se puede calcular con mayor precisión qué es lo que viene para este verano.

“Mucha lluvia aguas arriba han significado golpes para Del Río e Eagle Pass, que están más cerca de regiones altas de Nuevo México y Colorado, pero Laredo está más adentro; sin embargo, nada es seguro, sí estamos en peligro, no hay que olvidar que desde 1850 en que se tienen historial o récord en esta zona, se han padecido huracanes muy dañinos, como uno sin nombre en el año 1854, otro en 1919, el ‘Allen’ (1980) el ‘Brett’ en 1999, el ‘Celia’ (1970) el ‘Alex’ (2010), ni qué decir de ‘Alice’ en junio de 1954, la inundación que arrojó 64 pies de altura sobre el nivel normal del río Grande o Bravo, con muertes en la frontera entre ambos países, con 20 en Estados Unidos y poco más en México”, dijo Metz.

Laredo es una entre 196 comunidades de Texas y la única de la frontera con ese estatus y dentro del programa denominado Community StormReady.

StormReady es un programa de preparación a lo largo y ancho de Estados Unidos, que utiliza bases o fundamentos que predisponen a las comunidades a desarrollar planes para estar listos con el saber y el poder, manejar situaciones de climas severos, situaciones meteorológicas difíciles.

“Tenemos 26 albergues de inmediato en centros comunitarios y escuelas, ya preparados desde ahora, pero contamos con muchos más, los que hagan falta, sin problemas, de inmediato, lo grave es que la gente no acude a los mismos, lo hemos visto en los recientes eventos”, mencionó Steve Landin, jefe de Bomberos y director del Centro de Operaciones Oficiales de Emergencias en Laredo y la región.

Para convertirse en una Community StormReady. Laredo tuvo que establecer un centro de operaciones de emergencia de 24 horas; tener múltiples opciones para recibir alertas y comunicados sobre condiciones de clima peligroso; crear un sistema de monitoreo de condiciones climáticas, localmente.