El Mañana de Nuevo Laredo

26 octubre, 2020

Cuenta Laredo con parque incluyente


El parque Robert De Llano, en la esquina de Sandman y Foster, en los terrenos de la antigua base aérea militar, es para chicos y chicas especiales.


Es el primero en su tipo en Laredo y cumple con todas las observaciones del Acta Estadounidense de Discapacidades.

Por MAURICIO BELLOC


Compartir esta publicación

Laredo tiene su primer parque completamente accesible a personas con capacidades diferentes, Robert De Llano, localizado en los terrenos de la antigua base aérea militar cuadra 3 de la calle Sandman.

Todas sus instalaciones están adecuadas para gente especial de todas las edades, incluidos juegos mecánicos, se ubica contiguo a la iglesia católica San Martín de Porras y las canchas de futbol soccer Maracaná y Azteca, cerca de la escuela Harmony School of Innovation y la clínica de salud Gateway.

TE PUEDE INTERESAR: Aseguran carga de metanfetaminas en la Interestatal 35

Es el primero en su tipo en Laredo y cumple con todas las observaciones del Acta Estadounidense de Discapacidades.

Columpios, cancha de baloncesto pista atlética, juegos de braile y más hay en este espacio.

Es para las familias que tiene un miembro especial, dijo Norma Nelly Vielma, regidora del Distrito 5, quien desde hace más de tres años, ha insistido con fondos municipales para su distrito, en agregarle nuevas instalaciones para disfrute de niños y adolescentes especiales.

Hay un área Braille y de aparatos para invidentes, sitios y juegos para sillas de ruedas para menores que desplazan en todo momento en estos vehículos.

Una sección acuática, en fin, el parque es un sitio de plena movilidad para todos, desplazarse con confianza, sin impedimentos, ni peligros.

Toda el área de juego tiene un suave piso, acolchado o acojinable, para evitar golpes y lesiones de los menores, tiene columpios que incluyen sillas de ruedas o aparatos de soporte para los menores.

Con fondos por 378 mil dólares se acondicionó lo que era una simple pista de caminata.

Tiene una cancha de baloncesto con aros y tableros ajustables a diferentes alturas, lo mismo que servicios sanitarios acondicionados pensando en los menores con capacidades diferentes, con aditamentos propios para niños especiales.

El mural del parque fue realizado por la artista local, Valeria Domínguez, una niña con síndrome de Down, su obra cuenta en imágenes cómo es que Laredo necesita seguir adelante con educar a todos sobre la inclusión de toda su gente, para que las generaciones venideras aprendan y lo tomen en cuenta.

El proyecto inició en el 2016, ahora concluido se le han invertido 378 mil 400 dólares.


Compartir esta publicación

CAPACIDADES DIEFERENTES


Más noticias