EXASISTENTE

Acusa a regente de no entregar el reporte sobre investigación

Como antecedente, mencionó que hace unos meses ella puso una queja formal en contra de Rosario Cabello, diputada asistente del regente, acusándola de malos tratos, de acoso y difamación.
domingo, 3 de julio de 2022 · 08:25

Kristina Hale, la exasistente del regente municipal despedida hace dos semanas de su puesto, denunció que el interino Keith Selman se ha negado a entregar el reporte de la investigación sobre la queja que puso ella en contra de una funcionaria municipal por acoso y difamaciones.

“Es un documento público de acuerdo a la ley pero no me han dado una copia, ese reporte es muy importante porque contiene los hallazgos de la investigación y estoy segura que hallaron numerosas violaciones a mis derechos”, dijo Hale.

Señaló a Selman como quien la despidió de manera arbitraria, sin darle una razón específica y sin notificarle previamente por escrito.

Cabe mencionar que EL MAÑANA solicitó una copia del reporte de la investigación al regente Selman pero no recibió nada, por lo que se hizo una solicitud formal de información pública ante la oficina del abogado municipal. Hale lo acusó además de hostigarla a través de Juan Caballero, quien anteriormente trabajó bajo las órdenes de Hale, pero ella lo envió a la Corte Municipal porque había muchas quejas en su contra y detectó que recibió una membresía de un club de golf con el cual el gobierno de Laredo negociaba un contrato de aguas residuales.

“Cuando Selman tomó el puesto de regente interino inmediatamente se trajo a Caballero de la Corte Municipal a la oficina del abogado municipal y Caballero fue quien guio a Selman en las acciones que tomaron contra mí”, afirmó.

Respecto a su despido como asistente, señaló que nunca le dieron una razón.

“Me mandó a una conferencia sobre cuidado de animales en Chicago y mientras estaba allá me comunicó que estaba despedida”, indicó Hale.

Como antecedente, mencionó que hace unos meses ella puso una queja formal en contra de Rosario Cabello, diputada asistente del regente, acusándola de malos tratos, de acoso y difamación. Respecto a los alegatos de Hale contra Cabello, en la oficina de comunicaciones se informó que no se pueden discutir públicamente asuntos relacionados con empleados o exempleados.

Hale mencionó que Cabello la acusó falsamente de ingerir bebidas alcohólicas en su trabajo en el mes de octubre de 2021 y mediante el exabogado municipal Dean Roggia, hizo llegar estos rumores al cabildo con la intención que la despidieran, pero jamás pudieron comprobarlo. Hale hizo notar que ella recomendó que no se contratara a Roggia como abogado municipal, por su falta de experiencia, pero Cabello hizo caso omiso.

Para evitar que un error de Roggia le afectara porque supuestamente era supervisado por ella, Hale pidió el consejo de la Barra de Abogados de Texas y envió un correo electrónico el 18 de enero de este año al entonces regente Robert Eads, indicando que Roggia no tenía experiencia en potenciales litigios. Una hora y media después de recibir este correo, Roggia pidió una sesión ejecutiva en la junta de cabildo del 18 de enero, algo que Hale considera violatorio de la Ley de Juntas Abiertas de Texas, porque no se dio aviso de tener un tema para sesión cerrada. En esta sesión ilegal, Roggia denunció que Hale tenía un problema con el alcohol y que sabía que ella tomaba en horas de trabajo, aunque no dio ninguna prueba para sus acusaciones.

“Si la acusación hubiera sido cierta se debería haber levantado un reporte ante el departamento de recursos humanos para ordenar una prueba antidoping y no se hizo porque todo era falso”, dijo Hale.

Cansada de los abusos sufridos, Hale decidió presentar una queja laboral y el gobierno municipal, a través de la exabogada municipal Sylvia Borunda, contrató los servicios del investigador de San Antonio, Texas Rubén D. Campos, quien se dio a la tarea de entrevistar a varios empleados hasta completar su investigación con un reporte de 700 páginas. Hale hizo notar que la investigación la debería hacer el departamento de recursos humanos pero Keith Selman optó por contratar a un investigador privado a costa de los pagadores de impuestos, contrato que costó miles de dólares.

“Creo que mi despido es porque señalé que hay otros empleados inconformes con Cabello y se comprobó que es cierto, al menos uno de ellos ya tiene una queja formal también en proceso, se trata de Miguel Pescador, de la oficina de compras”, explicó Hale.

Kristina Hale señaló que por ordenanza ella debe recibir una copia de este reporte que contiene información muy valiosa para demostrar los abusos de los cuales fue objeto, pero hasta ahora no se la han dado. Su abogado es Bill Cobb, de Austin, Texas, quien ha ganado renombre por representar al procurador de Justicia de Texas, Ken Paxton, en varias demandas. Hale mencionó que teme que otros empleados municipales sean perjudicados.