22 noviembre, 2020

Las banquetas, inseguras y mal diseñadas




Los peatones deben ir por el arroyo de la calle, pues el área designada ha sido acortada o está llena de postes

Por Eddie de Alba


Compartir esta publicación

No hay manera de que las personas discapacitadas, adultos mayores e incluso el peatón en general, transiten por las banquetas sin pasar obstáculos, jugarse la vida se convierte en la única opción, pues muchas personas se ven imposibilitadas debido a las banquetas obstruidas y al acortamiento de las mismas.

Botes de basuras, señalamientos de tránsito, alumbrado público, postes obsoletos y casas extendidas, son algunos de los factores que impiden el paso libre por las banquetas por todos los rumbos de la ciudad.

“Nuevo Laredo no ha sido diseñado pensando en quienes andamos en sillas de ruedas, es un batallar para ir por la banqueta, a veces es imposible, por eso muchos decidimos ir por la orilla de la carretera, no tenemos otra opción”, mencionó el neolaredense Ernesto.

EL RIESGO

“Eso es lo que muchos peatones al ir en sus vehículos deberían de entender, ya que en muchas ocasiones he estado en riesgo de ser atropellado, es una situación lamentable”, agregó.

En el Centro de la ciudad sobre todo, hay banquetas acortadas y obstruidas por botes de basura, señalamientos y alumbrado público, que con el paso del tiempo, y la falta de autoridad, ha generado que el problema cada vez sea peor.

Según estadísticas del Inegi, en Nuevo Laredo hay alrededor de 15 mil discapacitados, quienes padecen la problemática mencionada. Sumado a que muchas de las banquetas carecen de rampas diseñadas de manera correcta.

Por ello, esta problemática no sólo representa una dificultad más hacia las personas discapacitadas, a la hora de desplazarse de un lugar a otro, sino también al peatón en general y sobre todo a los adultos mayores, quienes se exponen al bajarse del transporte público y caminar, ya que en muchos casos la falta de banquetas libres y adecuadas los obliga a desplazarse a la par con los vehículos.

VIEJO PROBLEMA

“Es un problema que hemos tenido por décadas, si para un adulto mayor es difícil hacerlo, imagínese para quienes se trasladan en sillas de ruedas, es un horror que la ciudad esté tan atrasada, hay muchas banquetas, no están diseñadas como deberían porque algunos terrenos han ganado más espacio, en otros casos algunas calles se fueron ampliando y redujeron las banquetas, y otras se fueron obstruyendo con postes, ¿y dónde queda la funcionalidad de las banquetas?”, manifestó una ciudadana, quien junto a su madre discapacitada han experimentado esta problemática.


Compartir esta publicación

Más noticias