El Mañana

martes, 12 de noviembre de 2019

Nuevo Laredo 19 abril, 2019

Llama el Obispo a ser caritativos

El Jueves Santo representa un acto de amor con los pobres, los más necesitados, una solicitud para amarnos los unos a los otros

Migrantes de la Casa Nazareth representaron a los apóstoles.

4200

Por ALMA PIÑA/EL MAÑANA

Ayer Jueves Santo, la comunidad católica recordó la Última Cena de Jesús con sus apóstoles en la que les lavó los pies. Una vez terminada la cena, Jesús se fue a orar al Huerto de los Olivos, ahí pasó toda la noche y después llegaron soldados romanos a aprehenderlo.

Con el lavatorio de pies y la bendición del pan, acto de amor que se realizó durante el Jueves Santo, el obispo Enrique Sánchez Martínez hizo un llamado a los católicos para procurar y ser caritativos con los pobres, los más necesitados de la sociedad.

Para la representación monseñor Sánchez Martínez, lavó los pies de migrantes refugiados en la Casa del Migrante Nazareth. Mencionó que es a través de la Eucaristía, cómo los humildes, los más pobres, reciben la atención que requieren, todo lo contrario de lo que sucede en el mundo.

“Es en la Eucaristía donde se da vuelta, dentro de los mundos humanos sucede todo lo contrario porque en el mundo gobiernan los poderosos y los humildes nunca ven su hora, y la gente sencilla y humilde en lugar de ser servida es más bien atropellada por los grandes.

“Por ello, en el Jueves Santo se nos dejó el ejemplo de amarnos los unos a los otros, cuando el gran Señor lavó los pies a sus discípulos, acción que solamente hacía el menor de los esclavos, ese lugar lo tomó él, como una enseñanza que nos dejó y que debemos poner en práctica”, expresó.

Para concluir, bendijo los panes, que distribuyó entre los 12 apóstoles a quienes lavó y besó los pies, ante la presencia de cientos de personas.