El Mañana

domingo, 22 de septiembre de 2019

Nuevo Laredo 19 mayo, 2019

Los males cardiacos matan a 2 cada día

Es la principal causa de muerte entre los neolaredenses y es provocada por estrés, sedentarismo, obesidad, mala alimentación y tabaquismo

Cropped shot of an unrecognizable senior man holding his chest in pain

4200

Por EMMA TREVIÑO

Estrés, sedentarismo, obesidad, mala alimentación, tabaquismo, descontrol en la presión arterial son los principales detonante que llevan a la muerte a los neolaredenses por infarto al miocardio (ataque al corazón) y los derrames cerebrales.

A diario dos personas mueren en Nuevo Laredo por esta causa, mal que afecta cada vez más a los adultos jóvenes, padecimiento y muerte que en el pasado se presentaba en adultos mayores.

En la actualidad los rangos de edad en los que se ven estas muertes son de 30 a 40 años, lo que coloca a las enfermedades del corazón como la principal causa de muerte entre los neolaredenses, declaró Francisco Mejía Barrientos, coordinador de Servicios de Salud de la Jurisdicción Sanitaria.

Explicó que existen varios factores que llevan a que el corazón se infarte, el primero es la obstrucción de la arteria del corazón y el aumento de la presión, una carga para el corazón que exige mayor crecimiento.

Indicó que hay factores que, sí pueden ser modificables y que ayudan a tener un corazón sano, como: una mejor alimentación, ejercicio, realizarse estudios por lo menos dos veces al año para que conozcan sus niveles de presión arterial, colesterol, triglicéridos y saber su frecuencia cardiaca, entre otros.

CAMBIO DE VIDA
Mejía Barrientos refirió que las muertes pudieron haberse evitado si estas personas hubieran cambiado su estilo de vida; ya que están relacionadas con la obesidad, sedentarismo, alcohol y estrés, factores concomitantes o predisponentes para desarrollar un problema cardiaco.

“Los estilos de vida están cambiando y esto está afectando a nuestro comportamiento orgánico, ya que a pesar de que hay programas preventivos para que cambien estos hábitos, no hay conciencia para hacerlo”, precisó.

De ahí la importancia de cuidar la alimentación de los niños y ejercitarse para que tengan una mejor calidad de vida, ya que en promedio las personas viven alrededor de los 74 años.

Las víctimas de los ataques cardiacos tienen entre 30 y 40 años.