El Mañana de Nuevo Laredo

15 febrero, 2020

“Los que tienen que ir al psicólogo son los padres” y no los niños, según este terapeuta familiar




Antonio Ortuño propone un modelo educativo sin castigos y basado en el semáforo “inteligente”

Por upsocl


Compartir esta publicación

La relación padres-hijos es compleja. Es que no existe un manual de cómo criar a un pequeño ser humano, una labor no menor. Un poco de guía es de gran ayuda.

Eso es lo que ha intentado hacer el psicólogo infanto-juvenil y terapeuta familiar Antonio Ortuño durante su trayectoria, una pequeña ayuda a los padres para educar a sus hijos en lo que ha denominado la “parentalidad positiva”.

El psicólogo utiliza un semáforo “inteligente”, en el que cada color marca quién toma la decisión, y si esta es firme o se puede debatir.

Madres Hoy

El color rojo corresponde a las decisiones que deben tomar los adultos porque los niños no tienen la capacidad para hacerlo; el amarillo es para aquellos aspectos que se pueden consensuar y pactar, ya que los pequeños ya tienen cierta autonomía pero necesitan control; y el verde corresponde a la fase en la que los hijos ya toman sus decisiones y los padres están por si se requiere su ayuda, explicó Ortuño.

El objetivo es solucionar “los conflictos más habituales que tenemos los padres y madres con nuestros hijos, desde que se acuestan hasta que se levantan; y gestionarlo con buenas prácticas educativas, exentas de castigos, broncas, regañinas… que al final no funcionan”, explicó en la jornada organizada por la Confederación de Ampa Gonzalo Anaya.

El “puente” que los niños cruzan para avanzar en su vida se basa en los pilares del amor y la autoridad, y el equilibrio entre los dos es “la clave”, agregó el profesional. También mencionó lo importante de saber decir “no” a los niños sin romper sus ilusiones. El método del semáforo sería una herramienta para lograr esto.

Es que para Ortuño la decisión está zanjada: “eso de que el niño tiene que ir al psicólogo tenemos que quitárnoslo de la cabeza; los que tienen que ir al psicólogo son los papás y las mamás”.


Compartir esta publicación

Más noticias