El Mañana

domingo, 15 de diciembre de 2019

Nuevo Laredo 20 noviembre, 2019

Madero huyó a EU por Nuevo Laredo

El hombre que sería presidente de México escapa de una prisión, huye de San Luis a Monterrey y luego pasa por esta frontera rumbo a San Antonio

Cortesía

4200

Por SANDRA JASSO

Francisco I. Madero empezó a escribir El Plan de San Luis, que propició el movimiento armado de la Revolución Mexicana 1910. Fue encarcelado en Monterrey y escapó, llegó por tren a Nuevo Laredo para huir a San Antonio, Texas, informó Raymundo Ríos Mayo, presidente de la Sociedad Histórica de Nuevo Laredo.

El Plan de San Luis lo escribe Madero en 1908 y cuando empieza a participar en política, es detenido en Nuevo León y encarcelado por órdenes de Porfirio Díaz en San Luis Potosí.

“El Plan de San Luis es promulgado el 5 de octubre de 1910 tiene como puntos fundamentales a considerar:
“La declaración de la nulidad de las elecciones presidenciales de julio de 1910, que dio como ganador a Porfirio Díaz y el desconocimiento de Porfirio Díaz como Presidente de México, son las bases por las que se nombra a Madero presidente provisional hasta que se realicen elecciones democráticas”, explicó Ríos Mayo.

Se propuso revertir los efectos de la ley de los terrenos baldíos y realiza la convocatoria al movimiento armado en noviembre de ese mismo año. También se propuso el principio de la no reelección presidencial.

Ríos Mayo contó que junto con Roque Estrada, que era su secretario, Madero fue remitido a la penitenciaría y luego de celebrarse las primeras elecciones, las que gana el General Porfirio Díaz, surge la oportunidad para que Madero salga y huye por uno de los ranchos, el de Julio Peña.

“Esa noche, al pasar el tren lo aborda y lo esconden en el vagón de equipaje, al llegar a Monterrey lo transforman en un garrotero y lo mandan a tercera clase”, cuenta Ríos Mayo.

Ahí es cuando llega a Nuevo Laredo junto con Julio, pero no baja por la estación de ferrocarril, sino por la parte de atrás, estaban en el último vagón, descienden y se dirigen al puente internacional y cruzan hacia Laredo, Texas.

“Tenían las boletas 166 y 167 en donde el inspector norteamericano Notson los recibe. Luego sube al tren de pasajeros rumbo a San Antonio donde también bajaba Benito Juárez Masa de la Embajada de México, es recibido y se queda a hospedar en la casa de un licenciado, su amigo.

“Se junta Francisco I. Madero con sus partidarios junto con un periodista de apellido Martínez que tenía experiencia en redacción y le ayuda. Julio Peña es el mecanógrafo quien hace el manifiesto a la nación. El Plan de San Luis se imprime y se envía a distintos lugares de México.

En Texas, Madero declara a un reportero que no lo habían dejado salir, sino que se había fugado de la cárcel, después regresa a México con las copias y se convierte en el líder del movimiento revolucionario mexicano y candidato a la presidencia por el Partido Nacional Anti reeleccionista.

“Bajo el lema de sufragio efectivo no reelección llamó al pueblo mexicano a tomar las armas el 20 de noviembre de 1910 para terminar con la dictadura de Porfirio Díaz y establecer elecciones libres y democráticas”, recuerda.

Madero se compromete a restituir a los campesinos las tierras que les habían quitado, asume a la Presidencia de la República Mexicana, como respuesta a la proclamación, surgen movimientos armados en todo el país que terminan con la renuncia de Díaz.

“Originalmente el sufragio efectivo no reelección, lo había utilizado Porfirio Díaz en contra de Benito Juárez que ya había tenido varias reelecciones también, Francisco I. Madero lo agarra también como bandera y lo establece en ese Plan de San Luis”, describió.

En las última páginas del escrito menciona también cómo se vino llevando a cabo la utilización de ese lema en esa época, lo que propicia el movimiento revolucionario.

“En este proyecto existen comprobantes de las boletas de cuando cruzó, quién lo acompañaba y hago referencia de periódicos de San Antonio”, destacó.

El triunfo de Madero en las elecciones presidenciales en 1911 con lleva a un movimiento armado de una década cobrando la vida de miles de mexicanos.

“Comienza un periodo de inestabilidad política en México que culmina en un golpe de estado llamada decena trágica. Francisco I. Madero es traicionado por Victoriano Huerta, derrocado y asesinado junto a José María Pino Suárez el 22 de febrero de 1913”, concluyó Ríos Mayo.