14 octubre, 2020

María Félix RIDICULIZÓ a Juan José Origel y todo quedó grabado VIDEO


María Félix humilla a Juan José Origel en 'entrevista'


María Félix hasta sus últimos años tuvo un fuerte carácter, pues sus respuestas eran subidas de tono y dificultaba a quien la entrevistara

Por Redacción el Mañana


Compartir esta publicación

María Félix, una de las actrices más reconocida del cine mexicano en la época de oro sin duda tuvo una fama de diva que perduró hasta el día que murió a los 88 años de edad, hasta los últimos días la sonorense vivió en la polémica.

La doña como también era conocida María Félix era difícil de entrevistar pues la actriz tenía poco tolerancia hacia las preguntas, incluso se daba el lujo de dejar a reporteros con el micrófono extendido, tuvo rencillas con la televisora Tv Azteca y por lo regular su desquite fue con los reporteros del canal.

María Félix hasta sus últimos años tuvo un carácter voluble, pues sus respuestas en su mayoría eran subidas de tono y ponían de nervios a quien se aventuraba hacerle una entrevista.

FRIENDS, adicciones y tragedias que opacaron la serie: FOTOS

Juan José Origel el también conocido como Pepillo Origel fue enviado por Paty Chapoy en ese entonces su jefa para entrevistar a María Félix, pero para su sorpresa la Doña al ver de que televisora venía guardó silencio y volteo la cara.

Pepillo Origel insistió amablemente en entrevistarla y María Félix se negó rotundamente a decir una palabra, volteó la cara y dejó al reportero parado aun lado de ella.

¿Quién era María Félix?

María de los Ángeles Félix Güereña nació en Álamos, Sonora, el 8 de abril de 1914. Fue hija de Bernardo Félix Flores, militar y político, descendiente de indio yaqui y españoles. Su madre se llamaba Josefina Güereña Rosas y era de ascendencia española, de las provincias vascas.​ Tuvo once hermanos: Josefina, María de la Paz, Pablo, Bernardo, Miguel, Mercedes, Fernando, María Eugenia, Ricardo, Benjamín y Ana María del Sacramento.

Detienen homicida de niña: fue panelista de LAURA BOZZO: FOTO

Su infancia transcurrió en Álamos. La familia vivía con dignidad, a pesar de no ser ricos. Durante su infancia mantuvo una estrecha relación con su hermano Pablo, tanto que la madre los separó pensando que pudieran envolverse en una relación incestuosa.​ Con tal objeto, envió a Pablo al Heroico Colegio Militar, en la Ciudad de México.

María Félix de joven

Quienes conocieron a María Félix dicen que, de niña, disfrutaba con aficiones propias de muchacho, alejada de cuanto se esperaba de una niña. De jovencita se ejercitó como consumada jinete. Nunca tuvo buena relación con sus otras hermanas, comenzando por su diferencia física (todas sus hermanas eran rubias por herencia materna), así como también por la, desde entonces, contrastante personalidad de María.

Martha Higareda se va de vacaciones y olvida ROPA interior: FOTO

Posteriormente, la familia se mudó a Guadalajara. El tiempo transcurrió favorablemente para su hermosura; muy pronto su aspecto comenzó a llamar la atención. Fue coronada reina de la belleza estudiantil en la Universidad de Guadalajara.

María Félix humilló a Pepillo Origel

Muy joven aún, en 1931, aceptó en matrimonio a Enrique Álvarez Alatorre, un vendedor de la firma de cosméticos Max Factor, con quien procreó, en 1934, a su único hijo, el también actor Enrique Álvarez Félix.

María Félix de joven

Finalmente, acabaría divorciándose de Álvarez Alatorre en 1938. Tras su divorcio, María Félix vuelve a Navojoa, Sonora con su familia, siendo objeto de chismes y murmuraciones debido a su condición de divorciada. Ante esta situación, María decide trasladarse a Ciudad de México con su hijo Enrique.

María Félix de joven

Una vez allí, consiguió empleo como recepcionista en la consulta de un cirujano plástico y vivió en una casa de huéspedes. Un día, el padre de su hijo la visitó en la capital, y de forma deliberada se lo llevó y se negó a devolvérselo, llevándoselo con él a Guadalajara. María Félix le juró que algún día sería más influyente que él, y se lo quitaría.​ María logró recuperar la custodia de su hijo algunos años después con ayuda de Agustín Lara.

María Félix de joven

La próspera relación de María Félix con el cine empezó por azar. Se hallaba mirando escaparates en el Centro Histórico de la Ciudad de México (entre las calles de Palma y Francisco I. Madero) cuando el director Fernando Palacios la abordó preguntándole si le gustaría hacer cine. La respuesta pertenece también al mundo de los tópicos que configuran la leyenda de La Doña: “¿Quién le dijo que yo quiero entrar en el cine? Si me da la gana, lo haré; pero cuando yo quiera, y será por la puerta grande”.

La foto que enloqueció a internet: María Félix de joven

María Félix de joven

Finalmente Palacios logró convencerla de incursionar en el cine. Convertido en su pigmalión, comenzó a orientarla y a presentarla en los círculos de cine. Hizo su primera aparición en el Baile Blanco y Negro del Country Club de la Ciudad de México al lado de algunas de las figuras más populares de la época, como Esther Fernández, Lupe Vélez y Andrea Palma. Eventualmente la llevaron a Hollywood, a los estudios de la Metro-Goldwyn-Mayer.

Allí conoció a Cecil B. DeMille, quien le ofreció lanzarla en Hollywood, pero a María no le interesó. Prefirió comenzar su carrera en su país. Finalmente, y gracias a Palacios, le ofrecieron el papel estelar femenino en una película de Producciones Grovas El Peñón de las Ánimas, de Miguel Zacarías.

María Félix canta en concierto de Michael Jackson

Así luce hoy el cuartel de las feas de la novela Yo soy Betty la fea FOTOS


Compartir esta publicación

Juan José Origel María Félix Paty Chapoy ventaneando


Más noticias