El Mañana
Nuevo Laredo 16 junio, 2019

Matan los infartos a 451 neolaredenses

Si una persona sufre un ataque, es difícil que sobreviva; cinco de cada 10 mueren antes de recibir ayuda y dos en el trayecto, antes de llegar al hospital

4200

Por EMMA TREVIÑO

En Nuevo Laredo los infartos ocupan la primera causa de muerte entre la población, pero para poder sobrevivir influye mucho el tiempo de respuesta y la infraestructura en donde será atendido.

El año pasado y en lo que va del 2019, 2 mil 185 neolaredenses perdieron la vida y las tres primeras causas son las enfermedades del corazón, diabetes y tumores malignos.

De esta cifra, 451 personas murieron por males del corazón, 282 por complicaciones diabéticas y 258 por tumores malignos como cáncer de mama, cérvix, pulmón, colon, entre otros.

En el 2017, fallecieron 2 mil 304 neolaredenses, de las que mil 73 fueron enfermedades del corazón, diabetes y tumores malignos.

“De cada 100 infartos, 50 mueren en menos de 5 o 10 minutos en el lugar en el que les dio el infarto, 20 mueren en el trayecto al hospital dentro de la ambulancia, y 30 de cada 100 en el hospital. Si esos 30 llegan a un hospital donde hay un especialista y la infraestructura necesaria, tendrían las posibilidades de sobrevivir”, expresó Julio Cortez Hernández, médico internista del Hospital de Especialidades, ayer en la conferencia “Infarto al miocardio; factores de riesgo y cómo evitarlo”, en la sala de médicos del nosocomio.

De las principales causas de muerte ocupan los primeros lugares la cardiopatía isquemia (infarto al miocardio), trombosis cerebral (infarto cerebral) y el cáncer en sus diferentes tipos.

“El colesterol es el principal desencadenante de un infarto, un pequeño taponcito que termina afectando a toda la arteria hasta formar un coágulo, eso es el infarto”, expresó Cortez Hernández.

Factores de riesgo que conducen a un infarto: tabaquismo, hipertensión arterial, dislipidemia (colesterol, triglicéridos y diabetes) y son considerados factores de riesgo alto.

“La persona que fuma es como si tuviera estos cuatro factores juntos y no se va escapar de ellos, en cualquier momento le puede llegar el infarto o el cáncer”, detalló.

Dijo que si a esto le suman que la persona fumadora tiene hipertensión, aumentan considerablemente.

Otro de los factores son sobrepeso y obesidad, sedentarismo, estrés laboral o familiar.

“Y lo vemos en la actualidad, tenemos un serio problema pues ahora vemos jóvenes de 25, 28, 35 y 40 años infartados y ahora nos llegan por problemas con sobredosis de cocaína, problema que no se veía hace 15 años, ni en ciudades como esta”, refirió.

Mencionó también los factores de riesgo no modificable como: la edad, arriba de los 50 años tanto en el hombre como en la mujer, pero con mayor énfasis en el varón, la menopausia y la herencia de padres que murieron de infarto.

Indicó que pocas son las personas que están conscientes de los muchos riesgos que ocasiona el tabaquismo: angina de pecho, infarto al miocardio EVC (trombosis), aneurisma de aorta abdominal y las arterias de las piernas.

Además, la persona que fuma tiene tres veces más posibilidades de un infarto que la no fumadora.

Sin dejar a un lado los excesos de comida sobre todos aquellos que no cuentan con nutrientes, como papas fritas, hamburguesas, pizzas, entre muchos otros, por lo que es importante el consumo de frutas y verduras y el ejercicio.

Julio Cortez Hernández, internista, explicó que los fumadores tienen altas posibilidades de sufrir un infarto.


+ Más noticias