El Mañana

viernes, 22 de febrero de 2019

Global 19 febrero, 2019

Migró a EU para huir de la transfobia; la deportaron y ahora está muerta

Migró a EU para huir de la transfobia; la deportaron y ahora está muerta

4200

Por HUFFINGTON

Una mujer transgénero que huyó desde El Salvador hasta Estados Unidos, después de recibir amenazas de muerte por su identidad de género, no logró salvar su vida. Tras ser detenida sin papeles migratorios, y deportada hacia Centroamérica, su mayor miedo se hizo realidad y fue asesinada.

La Asociación Aspidh Arcoiris Trans, un grupo defensor de derechos humanos en El Salvador, identificó a la víctima como Aurora, mejor conocida como Camila, quien fue hallada el pasado 31 de enero en una carretera poco transitada en la periferia de la capital salvadoreña.

Camila, de unos 30 años, tenía un reporte de desaparición y cuando la hallaron, gracias a una denuncia anónima, estaba agonizando a causa de múltiples golpes y heridas con arma blanca.

Tras cuatro días en el Hospital Nacional Rosales, en la ciudad de San Salvador, la joven falleció el 3 de febrero pasado.

Varios activistas han contado a medios locales que Camila formó parte de la caravana migrante que el año pasado salió masivamente desde Centroamérica hasta Estados Unidos. Ella se integró al grupo de mujeres trans que temía por su vida ante el incremento de crímenes de odio en su país natal.

Según Aislinn Odalys, defensora salvadoreña de los derechos de la comunidad LGBT, Camila había recibido numerosas amenazas de muerte que la motivaron a huir del país. Cuando logró cruzar la frontera, y fue detenida, suplicó ser recibida como refugiada o asilada, pero su petición fue rechazada.

“No le creyeron”, lamentó Aislinn Odalys. “Estuvo a salvo unos meses nada más y después la mataron”.

Aún no está claro quiénes asesinaron a Camila. No hay testigos del crimen y debido a la gravedad de sus lesiones, ella no pudo comunicar a las autoridades qué le sucedió ni la identidad de sus atacantes.

Varias organizaciones civiles han pedido a la Policía Nacional Civil de El Salvador que el caso sea tratado como el segundo homicidio de odio en lo que va del año. El primero fue contra Lolita, el pasado 8 de febrero, cuando te atacada con un machete por un conocido que tenía un largo historial de acoso contra ella por su identidad sexogenérica.

“Queremos justicia en estos casos y que sean investigados y perseguidos de acuerdo con los nuevos códigos penales”, señaló Ambar Alfaro, coordinadora de la Asociación Aspidh Arcoiris Trans en referencia a las modificaciones de ley aprobadas en 2015 que castigan con mayor severidad los homicidios por orientación sexual e identidad de género.

“Aunque empezamos muy mal el año con estos crímenes, creemos que también hay una oportunidad para que las autoridades muestren que son competentes a la hora de hallar responsables y que se mande un mensaje de no impunidad en los delitos contra las personas trans”.