El Mañana

martes, 16 de julio de 2019

La tarde 11 julio, 2019

Mucho ojo con los niños

Mucho ojo con los niños

4200

Por Anónimo

LAREDO, TX.- Con los meses más calientes del año encima, el Juez de Paz Oscar Liendo inició una campaña para que los padres hagan conciencia sobre el peligro de dejar a sus niños encerrados en los autos porque corren el riesgo de un golpe de calor.
“Dejar a un niño encerrado en el auto aunque sea por un par de minutos no solamente es peligroso sino que además es contra la ley, una persona puede ser llevada a la cárcel si un oficial detecta esta situación”, advirtió el Juez Liendo.
Agregó que si bien parece increíble que los padres descuiden a sus hijos, cada año se registran en promedio 39 muertes en Estados Unidos a causa del descuido de adultos al dejar a los menores encerrados en autos.
“Afuera puede estar a 100 grados pero en el interior de un vehículo la temperatura puede subir a más de 125 grados en unos minutos y esto es mortal para un niño”, dijo el funcionario.

LE PUEDE PASAR A CUALQUIERA
Los estudios indican que el 80 por ciento del aumento de temperatura ocurre en los primeros 10 minutos y abrir un poco las ventanas no ayuda a disminuir el proceso de calentamiento ni tampoco a disminuir la máxima temperatura.
“Esto le puede pasar a cualquiera, de hecho más del 55 por ciento de estos casos la persona responsable de la muerte del niño lo deja sin saberlo dentro del vehículo, esto le sucede a los padres más amorosos, afectuosos y protectores si no toman precauciones”, advirtió.

TABLAS
Ojo
*Convierta en hábito el abrir las puertas traseras cada vez que estacione para asegurarse de que nadie quede encerrado.
*Para reforzar este hábito, coloque un artículo que le sea imprescindible en el asiento trasero: su tarjeta de identificación de empleado, su computadora portátil, su teléfono, su bolso, etc.
*Pídale a su proveedor de cuidado infantil que lo llame de inmediato si su hijo no ha llegado a la hora programada.
*Anuncie claramente y confirme quién es responsable de sacar a cada niño del vehículo. La falta de comunicación puede causar que uno piense que es el otro quien retiró al niño.