El Mañana

sábado, 14 de diciembre de 2019

Nuevo Laredo 16 noviembre, 2019

Muere César, otra víctima del cáncer y la distancia

Desde la Estación 5 de Bomberos es muy complicado trasladar a los enfermos. FOTO: CARLOS TIJERINA / EL MAÑANA

4200

Por EMMA TREVIÑO

A los 21 años, César se convirtió en víctima de la enfermedad y la distancia. Llegó a la Estación 5 de Bomberos ya muy grave, y pese a los esfuerzos de los paramédicos no hubo forma de salvarle la vida y perdió la batalla.
Lejos de cualquier punto en el que se ofrezca atención especializada, César sucumbió al cáncer pulmonar.

Con la esperanza de que los paramédicos de la Estación 5 le salvaran la vida, fue llevado por sus familiares, pero llegó sin signos vitales, por lo que nada se pudo hacer por este joven.

“Llegó sin signos vitales, no pudimos hacer nada por él”, expresó uno de los elementos de la Estación 5, en donde el cuerpo de este joven era acompañado por sus familiares, mientras que el personal de Servicios Periciales hacía sus investigaciones.

La urgencia de una Unidad de Emergencia Médicas es cada vez más evidente al poniente de la ciudad, pues el único módulo de la colonia Los Colorines, que es donde vivía este joven en la calle Himeneo cuadra 13, de nada sirve si se encuentra cerrado después de las 2:30 de la tarde y lo más cercano es la Estación 5.

La realidad que viven los pacientes oncológicos es cruda, pues no sólo tienen que enfrentar el desgaste y complicaciones propias de la enfermedad sino también la falta de medicamentos, pues existe desabasto de algunos tratamientos para la aplicación de las quimioterapias.